Internacional - Política

Promete Israel guerra larga a palestinos pese a garantías de grupos

2006-07-04

Olmert anunció la intensificación y extensión de su operación militar este martes, citado por el...

 (Notimex).- Israel prometió hoy una guerra larga y severa contra los palestinos para rescatar a un soldado secuestrado, pese a que los grupos que reivindicaron la captura se comprometieron a no matarlo, aunque ya ha vencido el ultimátum.

"Esta es una guerra larga. Requiere mucha paciencia (.) tenemos que saber cuando apretar los dientes para dar una estocada decisiva", afirmó el primer ministro israelí Ehud Olmert al reiterar su rechazo a negociar la liberación con los palestinos.

"Dí la orden de continuar las operaciones para golpear a los terroristas, a aquellos que los protegen y a aquellos que dan las ordenes. Golpearemos a todos los terroristas. Ningún intento de afectar al Estado de Israel será pasado por alto", dijo.

Olmert anunció la intensificación y extensión de su operación militar este martes, citado por el sitio web del diario local Haaretz, poco después que los grupos palestinos anunciaron el fin de las negociaciones para liberar al soldado Gilad Shalit.

Los tres grupos que reivindicaron el secuestro de Shalit dieron a conocer el fin de las negociaciones al vencer este martes el plazo que habían dado a Israel para liberar a mil palestinos presos en las cárceles israelíes, a cambio de entregar al militar.

Un portavoz de los grupos dijo, al anunciar el fin de la negociación, que la suerte de Shalit era ahora responsabilidad de Israel y que no darían cuenta del estado del soldado, aunque más tarde aclararon que le respetarían y mantendrían con vida.

Sin embargo, el portavoz del hasta ahora desconocido Ejército del Islam, Abu Muthanna, subrayó esta tarde que "algunos pensaron que haríamos algo para matarle (a Shalit), pero nuestros valores islámicos nos dicen que los prisioneros deben de ser respetados".

El Ejército del Islam, los Comités de Resistencia Popular y las Brigadas de Ezzedim al-Qassam, del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), son los tres grupos que reivindicaron el secuestro de Shalit, llevado a cabo el pasado 25 de junio en Gaza.

El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Ismail Haniyeh, de Hamas, también urgió a los captores a respetar la vida e integridad del militar, al tiempo que se manifestó a favor de una resolución pacífica a la actual crisis.

"El gobierno palestino, desde el primer minuto de este incidente, ha pedido y continúa pidiendo por la protección de la vida del soldado israelí y por darle un buen trato", apuntó Haniyeh, quien expuso los esfuerzos de las partes por resolver el asunto.

Por su parte, diplomáticos egipcios, que median un acuerdo entre israelíes y palestinos para solucionar la actual crisis, que desató tremenda ofensiva militar sobre la franja de Gaza, afirmaron que las pláticas siguen en pie, en declaraciones al diario árabe Al-Hayat.

De acuerdo con los diplomáticos egipcios, citados en condición anónima, los grupos palestinos sí devolverán al soldado ya sea a través de ellos o por vía de mediadores franceses.

A pesar de las declaraciones de mediadores egipcios, los funcionarios israelíes no sólo recrudecieron sus amenazas contra los palestinos, sino también sus acciones militares, ya que este martes soldados israelíes operaban también en el norte de la franja de Gaza.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) operaban esta tarde en la zona industrial de Erez, en el norte de la franja de Gaza, donde buscaban túneles como parte de la expansión de la operación "Lluvia de Verano", que inició el miércoles pasado en la región sur.

Con la presencia de las FDI en el norte de la franja de Gaza, y no sólo en el sur, donde mantienen a la población en condiciones críticas, activistas palestinos lanzaron esta jornada otros dos cohetes caseros Qassam contra la colonia judía de Sderot.

Militares israelíes ya abatieron a dos palestinos en incidentes separados registrados la víspera en el norte de Gaza y esta tarde sus unidades también operaban en la ciudad cisjordana de Jenin, donde mataron a un comandante de las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa.

La ofensiva "Lluvia de Verano" mantiene a más de 700 mil palestinos sin luz, agua y servicios básicos, así como sin alimento y atención medica, en un hecho que agravó la crisis que ya atravesaban con la ocupación y la suspensión de la ayuda internacional.

La cancillería suiza emitió este martes un comunicado para condenar la operación israelí, que pretende rescatar a un soldado capturado, y a la que calificó de desproporcionada, al estimar que "sin duda" no ha tomado precauciones para proteger a los civiles.

Turquía también llamó a Israel a la restricción militar, al tiempo que pidió al presidente sirio Bashar al-Assad, mediar ante Hamas para también lograr la puesta en libertad de Shalit.

El presidente iraquí Jalal Talabani ofreció esta tarde su ayuda al pueblo palestino a través de una llamada telefónica a su colega de la ANP, Mahmoud Abbas, del ex oficial movimiento Al Fatah.

Ante la gravedad de la situación en los territorios, el gobierno de Hamas denunciará ante la Corte Internacional de La Haya, Holanda, a Israel por "crímenes de guerra contra los palestinos", indicó el ministro de Justicia de la ANP, Ahmad al-Khalidi.

NTX/MFB/GMP/

 



RMR