Migración

La crisis afecta las corrientes migratorias internacionales

2009-07-01

La OCDE encontró que las tasas de desempleo para los inmigrantes están subiendo más rápido que las...

Por Patrick Barta y Paul Hannon, Dow Jones Newswires 

BANGKOK—La crisis económica global está golpeando a los inmigrantes en todo el mundo con mayor virulencia que a los trabajadores nativos y ha frenado un incremento de décadas en la migración internacional, informó el martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los países ricos, incluyendo EU, deben evitar tomar medidas para desalentar la inmigración, debido a que muchos de ellos necesitarán inmigrantes a largo plazo, dijo el grupo, con sede en París en su reporte anual de migración.

La OCDE encontró que las tasas de desempleo para los inmigrantes están subiendo más rápido que las de los trabajadores nativos en muchos países industrializados, en parte debido a que los inmigrantes tienden a gravitar hacia industrias como la construcción, que han sido muy vapuleadas por el declive.

Los inmigrantes también son más aptos para ocupar posiciones temporales o de medio tiempo que son fáciles de eliminar cuando la situación económica empeora. En EU, la tasa de desempleo para inmigrantes bordea el 10%, frente a 9,4% para la población general, un cambio de dirección de tendencias anteriores.

Antes de la crisis económica, los niveles de desempleo para los inmigrantes eran más bajos que para la población nativa, una situación que los economistas dicen que es común debido a que los inmigrantes tienden a estar dispuestos a tomar cualquier trabajo disponible. Otros países como España también han visto grandes incrementos en el desempleo de inmigrantes.

Las cifras confirman lo que muchos economistas sospechaban durante meses, que las economías desarrolladas se están volviendo menos atractivo para los inmigrantes. Hasta 2008, los flujos globales de migración se incrementaron constantemente a medida que las economías prósperas se quedaban cortas de trabajadores y el costo de las comunicaciones y los viajes internacionales decreció.

En el Reino Unido, por ejemplo, la OCDE halló que más del 70% de los trabajos creados desde 1997 fueron ocupados por personas nacidas en el extranjero, mientras que los inmigrantes representaron al menos el 40% del crecimiento total del empleo en Austria, Dinamarca, Italia y España.

El auge de los trabajadores inmigrantes tuvo muchos críticos, incluyendo a algunos políticos en EU y Europa a los que les preocupaba que los inmigrantes estuvieran compitiendo con los locales por empleos e incrementando el costo de los programas de salud y educación públicos. La OCDE dijo que es muy prematuro para saber cuánto está desacelerando la inmigración, ya que toma mucho tiempo para que los shocks económicos alteren los patrones de inmigración y buena parte de los datos migratorios del mundo son recopilados con un retraso significativo.

El informe dijo que algunos países ya han visto un declive en la llegada de nuevos trabajadores, a medida que estos cancelan planes para mudarse y los gobiernos reducen las cuotas de inmigrantes que permiten entrar. Los declives podrían intensificarse a lo largo del año, dijo la OCDE

En EU, el número de visas temporales H-1B para inmigrantes otorgadas en el año fiscal 2008 cayó 15% frente al año anterior, mientras que en España, las nuevas entradas bajo un esquema de nominación por parte de los empleadores cayeron de 200,000 en 2007 a 137,000 en 2008. Australia, Irlanda e Islandia también han visto declives en algunas categorías de trabajadores extranjeros, informó el organismo.

"Podría ser bueno el reducir la inmigración por el momento", dijo Ángel Gurría, secretario general de la OCDE en conversación con los periodistas. Esto se debe a que los trabajadores que llegan durante tiempos de crisis económica a menudo pasan apuros para conseguir el éxito en sus nuevos hogares, dijo. A largo plazo, "necesitamos un discurso público balanceado sobre inmigración", que incluya un reconocimiento de que los inmigrantes siguen siendo necesarios en ciertos casos.

Muchos países ricos tienen poblaciones envejecidas y sectores clave, incluyendo el sector salud, que pasarán apuros para encontrar trabajadores suficientes en los próximos años, dijo la OCDE. Cuando las economías en desarrollo comiencen a crecer de nuevo, un proceso que la OCDE cree que cobrará fuerza a principios del próximo año, las preocupaciones por la escasez de trabajadores "podrían reaparecer con una nueva urgencia", indicó el reporte.



EEM

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...