Internacional - Política

Brasil fabricará caza francés y podrá venderlo a América Latina

2009-09-07

Brasil anunció este lunes su decisión de abrir las negociaciones para la compra de 36 aviones de...

BRASILIA, 2009 (AFP) - El acuerdo de Defensa anunciado este lunes entre Brasil y Francia para la compra de 36 aviones de combate franceses Rafale prevé que Brasil pueda fabricarlos y también venderlos en América Latina, informó el canciller brasileño, Celso Amorim.

"Hay una decisión de negociar la compra de los rafales, que no será una mera compra, porque habrá construcción en Brasil, habrá posibilidad de que Brasil venda esos aviones en América Latina", anunció Amorim en breves declaraciones a la prensa.

"El aspecto central de la oferta francesa comparada con otras es la efectiva transferencia de tecnología. No sólo acceso al conocimiento, sino que podamos tener libre acceso a ese conocimiento para otras operaciones", dijo, sin explicar cómo sería la fabricación en Brasil, ni de cuántos aviones se trataría.

El canciller subrayó que "habrá condiciones de financiación" que también serán discutidas para concluir la compra, además de un "precio competitivo, razonable, y comparable al que las fuerzas francesas pagan".

Brasil anunció este lunes su decisión de abrir las negociaciones para la compra de 36 aviones de combate Rafale de la fabricante francesa Dassault, mientras los franceses pretenden comprar 10 aeronaves de transporte militar a la brasileña Embraer.

El millonario anuncio de lado y lado surgió de una reunión entre los presidentes Luiz Inacio Lula da Silva (Brasil) y Nicolas Sarkozy (Francia).

Brasil dijo haber optado por el avión francés, que competía con el Gripen de la sueca Saab y el F18 de la estadounidense Boeing, por "la amplitud de las transferencias de tecnología propuestas".

En sus compras internacionales, Brasil pretende desarrollar al mismo tiempo una industria de Defensa y la capacidad a medio o largo plazo de construir y operar el armamento adquirido, sean aviones o submarinos.

En el caso de los cuatro submarinos Scorpene también adquiridos a Francia, y de un casco para desarrollar un submarino nuclear, Brasil anunció la creación de una empresa mixta entre los astilleros franceses DCSN (49%) y la constructora brasileña privada Odebrecht (50%), con un 1% simbólico ('golden share') para el gobierno brasileño, para garantizarle decisiones clave.



VGQ
Utilidades Para Usted de El Periódico de México