Reportajes

Ruta de elaboración del pulque en Tlaxcala, atrae turistas nacionales y extranjeros

2009-09-26

La importancia de este lugar radica en la innovación que representa el proceso de enlatado del...

Silvia Arzate, El Periódico de México

Debido a la riqueza cultural y artesanal de que goza Tlaxcala, estado pulquero  surge la ruta que llevará a mexicanos y extranjeros a conocer la historia de las majestuosas haciendas pulqueras, así como el proceso de elaboración del néctar de los dioses. El 26 de septiembre inicia el recorrido por diversos puntos de interés turístico del estado que dan a conocer el proceso de elaboración de la exquisita y ancestral bebida.

El itinerario inicia con la visita a la tradicional Hacienda de “San Bartolo”, situada en el Municipio de Calpulalpan, Tlaxcala, ahora propiedad de Don Ricardo del Razo y anteriormente de Ignacio Torres Adalid, conocido como “El Rey del Pulque”.

En este lugar se llevará a cabo un recorrido por el majestuoso casco de la Hacienda, debido a su importancia histórica en la producción de pulque;  asimismo se ofrecerá a los visitantes la oportunidad de conocer el área de los tinacales –lugar en donde se lleva a cabo la transformación del aguamiel en pulque-  y se podrán degustar el delicioso pulque y  el aguamiel.

Enseguida, se hará una visita a la planta de enlatado del tlachique comercializada bajo el nombre de “Productos Naturales de AgaveV.”, en Nanacamilpa, Tlaxcala., propiedad de  Rodolfo Del Razo.

 La importancia de este lugar radica en la innovación que representa el proceso de enlatado del pulque, reflejo de la visión de nuestros empresarios tlaxcaltecas, quienes hoy por hoy exportan su producto a Estados Unidos y Alemania, entre otros países.

Aquí mismo se podrán probar los deliciosos curados de sabores y el licor de pulque que produce esta empresa. Igualmente, es pionera en presentar una manera distinta de beber pulque: a través de cocteles preparados a base de pulque, combinado con otras bebidas espirituosas y distintas frutas, que seguramente será atractivo para todos los paladares; bebidas preparadas, que también se podrá degustar en el Hotel Misión Tlaxcala.

Como complemento a esta  interesante ruta, se incluye la visita al Museo Vivo de Artes y Tradiciones Populares, así como a la majestuosa Basílica Blanca de Ocotlán con sus impresionantes interiores trabajados en chapa de oro. Igualmente, durante el viaje, que se sugiere  sea entre dos y tres días, está la visita a la fantástica iglesia conocida como La Barca de la Fe, situada en “el muelle” de San Andrés Buenavista, en el Municipio de Tlaxco;  construcción que comenzó en el año de 1984 y es muestra de la inventiva del presbítero Arnulfo Mejía Rojas.

Para continuar con el pulque, seguimos el recorrido por la tradicional hacienda pulquera de Xochuca, en el Municipio de Tlaxco, propiedad de Don Guillermo Ramírez, lugar en donde los turistas tendrán la experiencia de caminar entre los magueyales y conocer el proceso de extracción del aguamiel a partir del corazón del maguey, hasta convertirse en pulque blanco.

Invaluable y que no se debe perder el visitante, es la explicación de los extraordinarios murales del Palacio de Gobierno de la ciudad de Tlaxcala, obra del artista Desiderio Hernández Xochitiotzin.

Después de un interesante día en el estado, el visitante podrá disfrutar de una cómoda y accesible estancia de tres días y dos noches en el Hotel Misión Tlaxcala ubicado justo frente a la Cascada de Atlihuetzia, en una zona de abundante vegetación, en un incomparable ambiente de relajación, ideal para conocer los múltiples atractivos de la zona, a tan sólo 10 minutos de la Ciudad de Tlaxcala.

El hotel, ocupa una construcción que data del siglo XVI ofreciendo calidad cinco estrellas, gozando del mayor reconocimiento en la región. Como empresa dedicada al turismo, siempre busca lograr la total satisfacción del viajero más exigente, ya sea un paisano o un extranjero que desee conocer las maravillas naturales de México.

De ahí continuamos hacia el Rancho San Isidro, famoso por la belleza de sus magueyales, que ofrecen  al turista la gran oportunidad de admirar paisajes poco comunes en nuestro país

Tlaxcala, pasaje multicolor de sabores y fragmentos  auténticos de nuestro México Prehispánico, ha sido productor de pulque por tradición. Por tal motivo, la Representación del Estado en el Distrito Federal y Hoteles Misión, se han unido para la recuperación de esta ruta turística llena de encanto, de historia y de costumbres mexicanas.

Desde el momento en que los antiguos mexicanos descubrieron el maguey, adquirió el título de deidad; se han aprovechado sus fibras para tejer vestimenta, sus espinas para coser, el tallo de su flor (la más grande del mundo) como viga, de sus raíces la extracción de chinicul y hongos para la preparación de deliciosos platillos, de sus pencas, para hacer techos y paredes o bien para hornear mixiotes, para la extracción del gusano de maguey, del huevo que se obtiene de la capa de esta planta y, finalmente, su dulce savia para saciar la sed del hombre a través de la bebida artesanal que se produce a partir de la fermentación natural de la savia del maguey pulquero; líquido blanco que varía en su espesura, grado de alcohol, dulzura y acidez, conocido como pulque blanco, tlachique, tlachicotón, pulmón, neutle, lechita de vaca verde, pulmex, petróleo blanco…

Es así, como en un esfuerzo por dar a conocer las bellezas de Tlaxcala y recuperar la importancia de esta bebida artesanal, prehispánica y tradicional mexicana, reactiva esta opción turística, organizada conjuntamente por  empresarios y gobierno estatal,  lidereada por la Representación del Estado de Tlaxcala en el DF, proyectando la salida del primer grupo a este recorrido el próximo 26 de septiembre.



EEM