Internacional - Seguridad y Justicia

Battisti inicia huelga de hambre para evitar ser extraditado a Italia

2009-11-14

El juicio para decidir sobre la extradición o no de Battisti, que se sigue en el Supremo Tribunal...

Sao Paulo, (EFE).- El ex activista de izquierdas italiano Césare Battisti, condenado en Italia a cadena perpetua por cuatro asesinatos cometidos entre 1977 y 1979, inició una huelga de hambre en una cárcel de Brasil para evitar ser extraditado a su país.

El único senador con el que cuenta el izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL), José Nery, informó hoy en su página en internet que Battisti le comunicó la decisión en una carta que el italiano, además, le pidió que entregara al presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"El ex activista italiano Césare Battisti está en huelga de hambre y dice que su vida está en manos del presidente Lula", señala una nota en la página personal de Nery.

El juicio para decidir sobre la extradición o no de Battisti, que se sigue en el Supremo Tribunal Federal (STF), deberá ser retomado la próxima semana, cuando emitirá su voto el presidente del órgano.

Ya se han pronunciado a favor de la extradición cuatro magistrados, mientras otros cuatro han votado en contra una medida que anularía el polémico estatus de refugiado político que concedió al italiano el Gobierno de Lula en enero pasado.

Sin embargo, aunque se confirme la, según los medios, previsible resolución del STF a favor de la extradición, el caso quedaría en manos de Lula, quien tendría que refrendar la decisión u optar, según la ley, por conceder al italiano la condición de asilado en Brasil.

El italiano, de 55 años y ex miembro del grupo Proletarios Armados por el Comunismo (PAC), brazo de las Brigadas Rojas, fue juzgado en Italia en ausencia y condenado a prisión perpetua en 1993 por cuatro asesinatos cometidos entre 1977 y 1979, cuando ese país era sacudido por una ola de violencia política.

En el momento de ser procesado en Italia, Battisti estaba en Francia, país que le había concedido un refugio político, pero huyó en 2004, cuando el Gobierno galo se disponía a revocar esa condición para extraditarlo a su país.

Fue capturado en marzo de 2007 en Río de Janeiro, donde según fuentes policiales, fue detectado en una operación conjunta hecha por agentes de Brasil, Italia y Francia.

Desde entonces, permanece recluido en una cárcel de Brasilia, desde la que ha clamado su inocencia y se ha dicho víctima de una persecución política por parte del Gobierno italiano.



EEM

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...