Deportes

Los puntos de Hughes decidieron el triunfo de los Knicks

2009-12-07

El escolta Larry Hughes encabezó el ataque de los Knicks al conseguir 25 puntos, incluidos 16 en el...

Nueva York, (EFE).- No se vio un buen espectáculo en el Madison Square Garden, pero los Knicks de Nueva York fueron mejores que los Nets de Nueva Jersey en el duelo de equipos vecinos para ganar 106-97 y conseguir el segundo triunfo consecutivo.

El escolta Larry Hughes encabezó el ataque de los Knicks al conseguir 25 puntos, incluidos 16 en el tercer periodo que fue cuando su equipo se marchó en el marcador para abrir el camino del triunfo.

Mientras que el alero reserva Al Harrington aportó un doble-doble de 26 puntos, 14 rebotes y cinco asistencias que también ayudaron a los Kincks (6-15) a concluir la mejor semana en lo que va de competición.

El equipo neoyorquino también lograron triunfos ante los Suns de Phoenix y los Hawks de Atlanta, todos ellos con marca ganadora, y sólo ante Orlando Magic no pudieron superar el mayor potencial de sus rivales.

De nuevo, el pívot David Lee se hizo sentir en el juego de ataque y defensivo de los Knicks al aportar 24 tantos con nueve rebotes.

A pesar del triunfo, los seguidores de los Knicks tampoco se mostraron muy satisfechos ante la decisión del entrenador Mike D'Antoni de mantener al popular base Nate Robinson sentado en el banquillo.

En las gradas del Madison Square Garden comenzaron a escucharse los gritos de "¡We want Nate!, ¡We want Nate! (queremos a Nate), pero D'Antonio no cedió y su figura sigue sin tener la mejor aceptación entre los seguidores de los Knicks.

Los Nets, que llegaban con la alegría de haber conseguido su primer triunfo de la temporada después de dieciocho derrotas consecutivas, la peor marca en la historia de la NBA, tras ganar a los Bobcats de Charlotte (97-91), no pudieron repetir triunfos.

El escolta Chris Douglas-Roberts encabezó a los Nets con 26 puntos, mientras que el base Devin Harris y el pívot cubano estadounidense Brook López agregaron 19 tantos cada uno.

La derrota dejó a los Nets con marca de 1-1 desde que el gerente general Kiki Vandeweghe se hizo cargo del equipo tras haber despedido al entrenador Lawrence Frank.

Vandeweghe ha establecido un mayor ritmo en el juego de ataque de los Nets y respondieron en la primera parte con un 58 por ciento de acierto en los tiros de campo para conseguir la mejor marca al descanso de 61 puntos.

Sin embargo, todo cambió en la segunda y volvieron a ser el peor equipo ofensivo de la liga al quedarse con sólo 36 tantos.

Los Nets tampoco pudieron tener en sus filas al alero chino Yi Jianlian, que estaba ultimando la recuperación de la lesión que sufre en la rodilla derecha cuando en el entrenamiento del fin de semana recibió un codazo en la boca de su compañero Sean Williams y tuvieron que darle 50 puntos de sutura en los labios.

El equipo no ha querido dar más detalles de los sucedido y Jianlian sigue de baja.



tensy