Deportes

"El Payo" roba protagonismo a Cayetano Rivera en confirmación de alternativa

2009-12-07

Como confesaba hace unos días a la prensa a su llegada a México, hoy era un día crucial para...

Paula Escalada Medrano

México, (EFE).- El joven torero mexicano Octavio García "El Payo" salió hoy por la puerta grande de la Plaza Monumental de la Ciudad de México y le robó el protagonismo a Cayetano Rivera Ordóñez, que no obtuvo ningún trofeo, en la tarde que el español confirmaba su alternativa ante el público mexicano.

Como confesaba hace unos días a la prensa a su llegada a México, hoy era un día crucial para Cayetano Rivera, pues iba a ser "una de las tardes mas importantes" de su vida como torero y por ello afrontaba la cita "con gran responsabilidad y muchos nervios".

Sobre la gran Plaza México, llena hasta la mitad de sus 42,000 lugares disponibles, colgaban carteles que anunciaban que en la tarde de hoy el español confirmaría su alternativa en este lado del Atlántico.

Seguía así los pasos de la saga Ordóñez-Rivera, pues aquí, en una de las plazas más importantes y grandes del mundo, habían confirmado la alternativa su abuelo Antonio Ordóñez en 1952, su padre Francisco Rivera "Paquirri" en 1970 y su hermano Francisco Rivera en 2000.

"Hay plazas que a uno le hacen sentirse más torero y tenemos más compromiso, porque ahí es donde queremos vernos y queremos estar", dijo en aquel encuentro con los medios.

Ha estado casi un mes entrenando para adaptarse a la embestida del toro mexicano, pero la mala suerte de unos toros poco colaboradores ha hecho que el madrileño se vaya con las manos vacías en su debut en México.

Eso sí, tanto en su primer toro, "Heredero", como en el segundo, "Señorón", (de las ganaderías mexicanas "San Isidro" y "Ébanos", respectivamente) -que acabó toreando descalzo- tuvo destellos de gran torero de escuela y un gran ímpetu por querer brillar.

Los esfuerzos fueron recompensados por el público mexicano que lo despidió entre fuertes aplausos, agradecimientos que no evitaron que el diestro abandonara la plaza con el semblante serio.

El mexicano Miguel Espinosa "Armillita" ejerció esta tarde de padrino del español y volvió así a los ruedos después de que se retirara en EL 2005.

Fueron el propio Cayetano Rivera y su apoderado y también torero, Curro Vázquez, quienes le pidieron personalmente que fuera el padrino, por ser miembro de una dilatada dinastía taurina mexicana y una de las figuras más importantes del toreo del país.

Pero esta tarde sólo se llevó de la plaza el brindis que Cayetano le hizo en su primer toro y algunos abucheos de un público descontento y crítico con su vuelta a los ruedos.

Ejerció de testigo de la confirmación el joven Octavio García "El Payo", pero con sus dos faenas que le valieron tres orejas (dos en el primer toro y otra en el segundo) acabó por enloquecer al público y por convertirse en el protagonista absoluto de la tarde.

Nacido en Querétaro (centro de México) en 1989, "El Payo" tomó la alternativa en la ciudad de Pachuca (centro) en 2008 de manos del español Morante de la Puebla y la confirmó en México en enero de este año con Jose Tomás como testigo.

En la feria de San Isidro de Madrid de este año confirmó su alternativa en España de manos de Miguel Abellán, tarde en la que le brindó un toro a su compatriota Javier Aguirre, el entrenado de la selección mexicana de fútbol, también presente hoy en la plaza.

La puerta grande de la Monumental se abrió hoy para despedir a un torero "hecho en México", como se encargó de recordar el público, que se marchó dolorido tras sufrir varios revolcones, fruto de su ímpetu por triunfar.



tensy

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...