Nacional - Finanzas

Dependerá competitividad de inversión en capital humano

2010-02-09

El canciller consideró que la globalización inició realmente en 1939 con la Segunda Guerra Mundial...

México, (Notimex).- En los próximos años, la competitividad de los países se basará en el monto de la inversión que en estos tiempos haga en la formación de capital humano, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Suecia, Carl Blidt.

Al ofrecer una conferencia magistral sobre los retos del mundo en el siglo 21 en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el ministro visitante indicó que la globalización llegó para quedarse y seguirá adelante con sus ventajas y retos.

Expuso que es un sistema que tiene muchas cosas positivas, porque el intercambio supone mejoría económica para muchos países y la oportunidad de que luchen juntos contra retos comunes, como el cambio climático y la crisis económica.

Destaca también el reto de la seguridad, porque en el mundo globalizado se comparten no sólo mercancías y servicios legales, sino también otros asuntos ilegales, lo que ha dado lugar a que el crimen organizado se internacionalice, agregó.

De hecho, en el futuro (alrededor de unos 20 años), la seguridad en los flujos de mercancías, servicios, personas e ideas, alertó, será tan importante para los Estados, como lo fue en el pasado la seguridad de sus territorios.

El canciller consideró que la globalización inició realmente en 1939 con la Segunda Guerra Mundial y entró en una segunda etapa con el fin de dicho conflicto, cuando Estados Unidos se convirtió en un actor fundamental.

La tercera etapa, en la que estamos inmersos, dijo, inició con la caída del sistema comunista en 1989 y ahora evolucionará de manera importante con el enorme crecimiento de las principales economías asiáticas en el escenario internacional.

Se trata de un proceso que no se puede detener y que tiene tres retos por atender en el futuro: primero, revisar los alcances de la naturaleza abierta del sistema global, para adecuarlo a la realidad, refirió.

Segundo, fortalecer la competitividad de los países a través del incremento de la inversión en capital humano, y tercero, mejorar el diálogo en los ámbitos multilaterales para eficientar la cooperación entre las naciones y las regiones.

Sobre México, el diplomático sostuvo que su inserción en el sistema global le ha permitido alcanzar algunas metas importantes.

Por ejemplo, aseguró, si bien los resultados no son perfectos, este país ha avanzado de manera sustancial en el camino para alcanzar algunas de las Metas del Milenio establecidas por la ONU, como es la reducción de la pobreza.



EEM