Ciencia y Tecnología

Geólogos abogan por la reconstrucción de Jiegu en el mismo lugar del sismo

2010-04-21

Jiegu, situada a 30 kilómetros del epicentro del terremoto, en la prefectura tibetana de Yushu,...

Pekín, (EFE).- Los geólogos chinos aseguran que no hay peligro en reconstruir en el mismo lugar la ciudad de Jiegu, devastada por el terremoto de magnitud 7.1 que tuvo lugar hace una semana y que ha dejado más de 2,000 muertos hasta hoy.

Zhang Yuanzhi, profesor del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad China de Hong Kong señaló hoy al diario "South China Morning Post" que la reconstrucción no implica riesgos siempre y cuando los nuevos edificios se construyan a dos kilómetros de la falla que ha devastado la ciudad.

Jiegu, situada a 30 kilómetros del epicentro del terremoto, en la prefectura tibetana de Yushu, provincia de Qinghai, es un lugar aceptable para el proyecto de reconstrucción, asume este científico.

"En teoría, es más seguro que las casas estén más lejos de las fallas. Pero en regiones montañosas como Yushu las posibilidades para reubicar la ciudad son muy limitadas y será más seguro reconstruirla en un punto alejado uno o dos kilómetros", agregó.

El académico ha participado en reconstrucciones similares durante años, incluida la del devastador terremoto de Tangshan, Hebei, en 1976, uno de los peores de la historia de China, que dejó entre 240,000 y 300,000 muertos.

Un grupo de expertos del Ministerio de Tierra y Recursos y del Buró Geológico de China están examinando la zona para escoger el lugar apropiado, que debe reunir condiciones tales como seguridad, proximidad, adquisición legal de terrenos y protección ante desastres naturales tales como avalanchas de tierra.

Un 90 por ciento de las viviendas de adobe de Jiegu, unas 210,000, se desplomaron en el peor terremoto que ha afectado a la provincia noroccidental de Qinghai en décadas.

China guardó hoy tres minutos de silencio por las víctimas, cuyo recuento asciende hoy a 2,064 muertos, 175 desaparecidos y 12,135 heridos.

Más de 20,000 supervivientes están viviendo en tiendas de campaña en esta zona situada a cuatro mil metros de altitud sobre el nivel del mar en los montes Himalaya y que por la noche registra temperaturas mínimas de hasta 4 grados bajo cero.

El deslizamiento de las fallas fue de tal magnitud que hasta hoy la prefectura de Yushu ha registrado más de 1,342 réplicas, según las autoridades sismológicas chinas.

Se trata también de una zona políticamente sensible, ya que está habitada en más de un 90 por ciento por la etnia tibetana, que ha protagonizado numerosas revueltas contra el régimen comunista.

En este sentido, el diario "South China Morning Post" denuncia hoy que la mayoría de monjes budistas tibetanos que estaban ayudando en las tareas de rescate han sido instados por las autoridades a regresar a sus templos, por lo que los observadores temen una nueva campaña de represión gubernamental.

A la zona habían acudido monjes tibetanos procedentes de provincias vecinas como Sichuan para ayudar en el rescate.

China ha recibido hasta hoy casi 4 millones de dólares en donaciones procedentes de casi doscientos países y organizaciones en ayuda para el terremoto, según datos del ministerio de Exteriores chino.



TRO

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...