Internacional - Economía

Las exportaciones de armamento francés crecieron un 20% en 2009

2010-10-06

"Esos datos suponen que empiezan a recogerse los frutos del plan de apoyo a las exportaciones...

París,  (EFE).- Las exportaciones de armamento francés crecieron un 20 por ciento en 2009 hasta alcanzar los 8,160 millones de euros, lo que afianza a Francia en el cuarto puesto de exportador mundial, indicaron hoy los Ministerios de Exteriores y Defensa.

Es el segundo año consecutivo que las exportaciones de armamento galas progresan un 20%, lo que supone dejar atrás el periodo de decadencia marcado en los primeros años del siglo, explicó el portavoz de Defensa, Laurent Tesseire.

"Esos datos suponen que empiezan a recogerse los frutos del plan de apoyo a las exportaciones iniciado en 2007", explicó Tesseire, quien matizó que las cifras comunicadas se refieren a pedidos de armamento recibidos por Francia.

Aquel plan perseguía dinamizar la venta de armas para tener acceso a nuevos mercados.

El portavoz de Defensa indicó que el objetivo de Francia pasa por afianzar de forma duradera la cifra de exportaciones en torno a los 9.000 millones de euros, sin menoscabo de que algún pedido excepcional suponga una subida puntual de gran amplitud.

Francia acaparó en 2009 el 7.2% de las exportaciones mundiales, por detrás de Rusia (8.4%), Reino Unido (13.4%) y Estados Unidos, que vendió el 52.4% de las armas.

En cuanto al destino de las armas francesas, Tessiere destacó dos tendencias: la subida del mercado americano, con especial atención a Brasil, y el mantenimiento de Oriente Medio.

Entre ambos acapararon algo más de la mitad de las ventas de armas francesas el año pasado, cuando también se firmaron importantes contratos con países con los que apenas había comercio, como Japón o Vietnam.

En cuanto a Brasil, el portavoz indicó que supone "uno de los elementos principales del incremento de las ventas de armas" el año pasado, en lo que tiene mucho que ver el contrato por cuatro submarinos Scorpene vendidos a Brasilia.

Aunque no ofreció datos por países, Tessiere indicó que en el conjunto de Sudamérica se firmaron contratos de ventas de armas por valor de 6,305.4 millones de euros.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Bernard Valero, por su parte, destacó que la dinamización del dispositivo francés de ventas de armas se ha hecho sin alterar el rigor necesario en los contratos firmados en un asunto tan sensible como el del armamento.

Recordó que durante la Presidencia francesa de la Unión Europea (UE) en 2008 se adoptó una postura común sobre exportación de armas más rigurosa que el código de buena conducta que se aplicaba hasta entonces.

Valero precisó que Francia preconiza la transparencia en la venta de armas y señaló que su país es uno de los impulsores de la firma de tratados restrictivos, como el referente a las minas antipersonales o a las armas ligeras.

Ninguno de los dos portavoces quiso entrar en algunos de los asuntos más polémicos referentes a la exportación de armas francesas, como los problemas que está encontrando el avión militar Rafale para imponerse en el mercado mundial.

Tampoco dieron detalles sobre la venta de barcos militares Mistral a Rusia, un contrato que se está negociando y en el que la industria armamentística francesa tiene puestas muchas esperanzas.



TRO