Deportes

El fútbol búlgaro está en manos de jefes de la mafia

2011-01-03

El informe titulado "El fútbol búlgaro recibe una tarjeta roja por corrupción" fue...

SOFÍA, (AFP) - Los clubes de fútbol búlgaros están gestionados por jefes de la mafia local, que se sirven de ellos para blanquear dinero y mejorar su propia imagen, según cables diplomáticos obtenidos por WikiLeaks y publicados en la página web del periódico español El País.

El informe titulado "El fútbol búlgaro recibe una tarjeta roja por corrupción" fue enviado el pasado mes de enero por la embajada de Estados Unidos en Sofía.

"Los clubes de fútbol búlgaros están controlados directa o indirectamente por responsables del crimen organizado, que utilizan a los equipos como una forma de darse legitimidad, blanquear dinero o conseguir dinero rápido", según el cable.

Los clubes de fútbol que pertenecían bajo el regimen comunista a las autoridades locales, el Ejército o la policía "fueron vendidos a la nueva élite económica, conocida por sus lazos estrechos con el crimen organizado y con los antiguos servicios secretos", indicó el informe, firmado por la encargada de negocios Susan Sutton.

"Actualmente casi todos los equipos pertenecen o están relacionados con personalidades del crimen organizado", concluyó.

Entre los clubes señalados directamente figuran los principales de la primera división: Levski Sofía, CSKA Sofía, Litex Lovech, Slavia Sofía, Cherno, Varna, Lokomotiv Sofía y Lokomotiv Plodviv.

El informe habla también de manera explícita de que entre los propietarios de clubes de fútbol se han encontrado un traficante de armas, un representante de un empresario ruso expulsado de Bulgaria y tres mafiosos que fueron asesinados.

En el texto del mismo se incluye además que la mayoría de futbolistas sólo recibieron en 2009 de manera oficial el salario mínimo (240 leva, el equivalente a 123 euros), para evitar así el pago de impuestos y seguros sociales.

Después de controles del fisco, el salario medio declarado en 2010 es diez veces más elevado, anunció recientemente la administración fiscal.

El fútbol búlgaro también está bajo sospecha por amaño de partidos, como recoge el informe y como investiga desde principios de diciembre la justicia del país.



EEM