Nacional - Finanzas

Capitales de corto plazo crean burbuja de precios en la bolsa

2011-02-09

El 4 de marzo de 2009 el peso cayó a su nivel histórico más bajo frente al dólar, cuando el tipo de...

Roberto González Amador, La Jornada

La masiva entrada de capitales de corto plazo a México comenzó a formar una burbuja de precios en el mercado accionario local, uno de los pocos entre los países de economías emergentes en los que se registra este fenómeno, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo alertó sobre la formación "de un foco de intensa actividad en los mercados accionarios de Chile, Colombia y México", provocado por la afluencia de recursos que buscan capitalizar tasas de interés más altas de las que son pagadas a las inversiones financieras en las economías desarrolladas.

La entrada de capitales de corto plazo al sistema financiero mexicano se ha manifestado en el incremento en el monto de los recursos que inversionistas extranjeros, sobre todo grandes fondos de inversión, mantienen depositados en bonos de la deuda interna gubernamental.

Información del Banco de México señala que la tenencia de extranjeros en bonos de la deuda pública interna creció de 260 mil 385 millones de pesos en junio de 2009 a 642 mil 414 millones de pesos en enero de 2011, un incremento de 146.72 por ciento.

Este martes La Jornada informó que al comienzo de la semana el dólar registró su menor precio de los últimos 28 meses. La divisa estadunidense se vendió a 11.98 pesos en las transacciones interbancarias, mayores a 10 mil dólares. Así, la moneda mexicana presenta una apreciación de 9.41 por ciento en los últimos seis meses.

El 4 de marzo de 2009 el peso cayó a su nivel histórico más bajo frente al dólar, cuando el tipo de cambio se situó en 15.21 unidades por dólar. Desde entonces, la moneda mexicana acumula una apreciación nominal de 17 por ciento.

En un informe elaborado en enero de este año, el FMI apuntó que el afianzamiento en los principales indicadores de algunos países de economías emergentes, combinado con el bajo nivel de tasas de interés en países desarrollados, ha conducido a un repunte de los flujos de capital, que habían disminuido significativamente en lo peor de la crisis financiera.

Las entradas netas de capital en los países de mercados emergentes ahora rondan 4 por ciento del producto interno bruto (PIB) de ese conjunto de naciones. Comparativamente, antes de la crisis las entradas superaban 6 por ciento del PIB y cayeron a uno por ciento en 2009. La afluencia de capitales ha estado acompañada de un fuerte aumento de la emisión de acciones y bonos, lo cual podría limitar algunos de los efectos en el precio de estos activos, señaló el organismo.

El propio FMI apuntó el carácter especulativo –"arbitraje", lo llama– en el movimiento de esos recursos, en el sentido de que los gestores de los fondos buscan capitalizar una diferencia de tasas de interés entre las naciones avanzadas, donde prevalecen en niveles mínimos como medida de estímulo económico, y las que se pagan en los países en desarrollo, que son ahora más altas.

En Estados Unidos, la tasa de fondos federales del Banco de la Reserva Federal (Fed) se ubica en 0.18 por ciento. En México, a manera de comparación, la tasa de interés de los Certificados de la Tesorería de la Federación se sitúa en 4.04 por ciento.

"Estos flujos de capital en parte podrían estar impulsados por factores estructurales que explican el cambio de las decisiones de asignación de activos de inversionistas institucionales, que en este momento tienen una opinión favorable de los activos de los mercados emergentes", anotó el FMI.

Añadió: "Sin embargo, estos flujos también responden al arbitraje de tasas de interés entre divisas, una operación en la cual los inversionistas esperan beneficiarse de los diferenciales entre las tasas de interés y de las expectativas de apreciación del tipo de cambio. Estas expectativas a menudo acompañan a políticas diseñadas para limitar provisionalmente la apreciación cambiaria. Las tasas de interés a término (tendencia) muestran que el diferencial actual entre las tasas de los bancos centrales de los países emergentes y de los países avanzados tiene perspectivas de aumentar, lo cual incentivará el arbitraje de tasas de interés entre divisas".

La afluencia de capitales, consideró el FMI, por lo general es beneficiosa para los países receptores, pero si es continua puede "tensionar" la capacidad de absorción de los sistemas financieros locales. Los flujos destinados a fondos comunes de inversión en acciones y títulos de deuda han sido abundantes y podrían dar lugar a la formación de "burbujas de precios de los activos" si la oferta de activos locales es limitada.

A continuación señala: "Aunque la mayoría de los indicadores de la valoración bursátil se encuentran dentro de límites históricos, parecen estar formándose focos de intensa actividad en los mercados accionarios de Chile, Colombia y México y, en menor medida, en Hong Kong, India y Perú". La afluencia de capitales también puede conducir a un aumento rápido del endeudamiento del sector privado en los países receptores, añadió.

De acuerdo con el FMI, la necesidad de políticas macro económicas prudentes es muy relevante para las economías de mercados emergentes cuya capacidad de absorción de los flujos de capital es limitada. “Dichas políticas complementan, y no reemplazan, a las políticas macroeconómicas tradicionales. Hasta el momento, las burbujas de precios de los activos y el auge de crédito parecen estar limitados a algunos sectores de algunos países, pero la afluencia de capitales accionarios y el arbitraje de tasas de interés entre divisas son en general bastante vigorosos y habrá que vigilar estos flujos con cuidado, particularmente cuando pueda haber endeudamiento de por medio, planteó.



EEM