Internacional - Política

Hermanos musulmanes dicen haber consolidado ventaja en legislativas

2011-12-07

Su resultado de 36.6% de los sufragios en la primera vuelta le permite también reclamar unos...

Por Mona Salem, AFP

EL CAIRO, (AFP) - Los Hermanos musulmanes afirmaron el miércoles haber consolidado su ventaja en la segunda vuelta de las legislativas egipcias, aumentando la diferencia con los fundamentalistas salafistas, cuando el Primer ministro designado llamó a la unidad para superar la crisis económica.

El partido de la Libertad y la Justicia (PLJ), de la cofradía de los Hermanos musulmanes, podría obtener cerca de la mitad de los 168 escaños en disputa en esta primera fase de la elección, que se desarrollaba en un tercio de las gobernaciones.

Luego de la segunda vuelta el lunes y el martes, el PLJ reivindicó 36 de los 54 escaños atribuidos por el comicio uninominal.

Su resultado de 36,6% de los sufragios en la primera vuelta le permite también reclamar unos cuarenta escaños atribuidos por la proporcional de la elección por listas, según indicaciones provisorias.

Los resultados oficiales completos de esta primera fase del voto en nueve gobernaciones de 27, dos de las cuales de las mayores ciudades egipcias, el Cairo y Alejandría, aún no han sido comunicados.

En las otras gobernaciones se votará a partir del 14 de diciembre hasta el 11 de enero, luego vendrá la elección de la Shura (Cámara alta consultiva), que se llevará a cabo desde fines de enero hasta mediados de marzo.

Esta elección, la primera desde la caída del régimen de Hosni Mubarak en febrero, coloca a las islamistas, durante largo tiempo sometidos a la ilegalidad, como primera fuerza política en Egipto, el más populoso de los países árabes con más de 80 millones de habitantes.

El conjunto de las organizaciones islamistas, incluyendo a los fundamentalistas salafistas (24,4%), obtuvieron oficialmente 65% de los votos en la primera vuelta, derrotando ampliamente a las formaciones liberales y laicas.

La prensa destaca que la segunda vuelta parecía haber permitido a los Hermanos musulmanes de aumentar la diferencia con los salafistas, partidarios de un islam más estricto y riguroso y cuyo avance fue la gran sorpresa de la primera vuelta.

El guía de la cofradía, Mohamed Badei, tratar de tranquilizar en relación a la importancia de esta victoria, afirmando que su movimiento "no quería el monopolio del poder" pero privilegiaba la "participación".

El futuro Parlamente deberá formar una comisión para redactar una nueva constitución, etapa decisiva de la transición política de esta país entre los pioneros de la llamada "Primavera árabe".

Las fuerzas armadas, en el poder desde el derrocamiento de Mubarak, prometió por su parte devolver el poder a los civiles después de la elección presidencial prevista para junio de 2012 a más tardar.

Paralelamente a estas elecciones, el Primer ministro designado Kamal el-Ganzuri esperaba terminar una crisis gubernamental que dura desde hace varias semanas al anunciar para este miércoles la investidura de su gabinete.

Ganzuri, de 78 años y que ya fue Primer ministro con Mubarak, fue elegido a fines de noviembre por el Consejo militar para remplazar a Essam Sharaf.

El gobierno de Sharaf había presentado su renuncia después de violentos enfrentamientos entre fuerzas del orden y manifestantes hostiles al poder militar, que dejaron más de 40 muertos, sobre todo en El Cairo.

Ganzuri llamó a "todas las corrientes políticas" a unirse para hacer repuntar "la seguridad y la economía", afirmando que "la situación en la que se encuentra Egipto actualmente no satisface a nadie".

La semana pasada, un responsable militar había afirmado que la disminución de divisas del país sólo le permitía asegurar sus importaciones hasta febrero.

Desde comienzos de año, la economía está confrontada a una caída de sus ingresos por concepto de turismo y de inversiones extranjeras.



ROW