Agropecuaria

Paraguay dice que reanudará exportación de carne a Brasil tras aftosa

2011-12-07

Las ventas a Brasil representan cerca de un 5 por ciento del total de las exportaciones de carne...

ASUNCION (Reuters) - El servicio sanitario de Paraguay dijo el miércoles que Brasil autorizó las exportaciones de carne bovina, paralizadas desde septiembre por un brote de fiebre aftosa, en una decisión que ayudará a reactivar el trabajo de los golpeados frigoríficos.

Las ventas a Brasil representan cerca de un 5 por ciento del total de las exportaciones de carne vacuna del país que, antes de que se detectara el foco, tenía a Rusia y Chile como principales mercados.

El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (SENACSA) de Paraguay dijo que recibió una nota de la secretaría de Defensa Agropecuaria de Brasil que comunicaba la decisión de autorizar las importaciones de carne bovina madurada y deshuesada.

"Para la reapertura (...) tuvo en cuenta las conclusiones de la misión técnica del Brasil que visitó nuestro país para evaluar las acciones realizadas por el Servicio Oficial para la erradicación del Foco de Fiebre Aftosa", señaló la nota publicada por SENACSA en su página de internet.

El mercado ruso se habilitó poco después de que se reanudaran las exportaciones, al igual que el venezolano.

Sin embargo, la plaza chilena solo se abriría cuando el país recupere el estatus de libre de aftosa con régimen de vacunación, algo que ocurriría recién en un año, según estimaciones de funcionarios locales.

Antes del brote de fiebre aftosa, una enfermedad que no se trasmite a los humanos pero es muy contagiosa entre los animales y altamente castigada en los mercados de la carne, Paraguay vendía a Brasil unas 700 toneladas mensuales de carne vacuna.

La noticia sobre el mercado brasileño contrasta con una decisión de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que resolvió retirar la certificación de libre de aftosa con vacunación de una zona que se denominaba de Alta Vigilancia, que comprende un territorio de 15 kilómetros a lo largo de todas las fronteras.

El delegado paraguayo ante la OIE, Hugo Idoyaga, dijo al diario La Nación que la determinación "estaba en los planes" y que no tendría mayores repercusiones en el comercio internacional de la carne.

Una auditoría de SENACSA concluyó que el brote de aftosa fue consecuencia de un error humano en el procedimiento de vacunación. Los frigoríficos estimaron pérdidas por unos 300 millones de dólares solo en el 2011.



ROW