Internacional - Seguridad y Justicia

Irán advierte a portaaviones de EU que no vuelva a entrar al Golfo

2012-01-03

Dichas medidas han sido examiandas por Estados Unidos y algunos países europeos, en particular...

Por Siavosh Ghazi, AFP

TEHERÁN, (AFP) - Un alto responsable militar iraní advirtió este martes a Estados Unidos que no vuelva a entrar con su portaaviones al Golfo, al tiempo que en el frente diplomático continuaba la controversia entre Teherán y los occidentales sobre el tema nuclear.

"Aconsejamos al portaviones estadounidense que atravesó el Estrecho de Ormuz y que se encuentra en el Mar de Omán que no vuelva al Golfo Pérsico", declaró el general Ataolá Salehi, agregando que "la República islámica de Irán no tiene la intención de repetir su advertencia", según el portal de las fuerzas armadas iraníes.

El portaaviones estadounidense "USS John C. Stennis" que se encontraba en el Golfo pasó la semana pasada por el Estrecho de Ormuz para ir al Mar de Omán, en plenas maniobras navales iraníes que duraron diez días en la región del estrecho.

Varios altos responsables han declarado que Irán podría cerrar ese canal estratégico por donde transita 35% del tráfico marítimo petrolero mundial, en caso de nuevas sanciones contra las exportaciones petroleras que permiten a Irán, segundo productor de la OPEP, obtener el 80% de sus ingresos en divisas.

Dichas medidas han sido examiandas por Estados Unidos y algunos países europeos, en particular Alemania, Gran Bretaña y Francia, para llevar a Irán a ceder en su controvertido programa nuclear.

Estados Unidos ha criticado el "comportamiento irracional de Irán" y afirmó que "no tolerará ninguna perturbación del tráfico marítimo en el Estrecho de Ormuz".

El lunes, en el último día de las maniobras navales, Irán ensayó varios misiles de crucero, en particular los misiles Ghader y Nur, con un alcance de 200 km y que pueden alcanzar objetivos en el Estrecho de Ormuz, en el Mar de Omán y en el Golfo Pérsico.

Por su parte, el jefe del estado mayor, el general Hasan Firuzabadi, declaró que dentro de poco los Guardianes de la Revolución organizarán sus propias maniobras en la región del Golfo, del cual son responsables, mientras que el ejército regular está encargado del controlar el Mar de Omán.

Reaccionando a las amenazas de sanciones petroleras, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Ramin Mehmanparast, declaró el martes que "Occidente no es capaz de excluir a Irán del comercio energético en el mundo".

"La situación energética en el mundo no es tal como para poder excluir a un país como Irán, que posee las cuartas reservas de petróleo y las segundas reservas de gas en el mundo", agregó.

"Nuestras exportaciones de petróleo y de gas menos importantes son actualmente las que van a los países europeos", es decir un poco más del 15% de las exportaciones iraníes, agregó.

Al mismo tiempo, Teherán propuso nuevamente un reinicio rápido de las negociaciones nucleares con las potencias del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania) interrumpidas desde hace un año.

"Esperamos que una fecha y un lugar sean propuestos por la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (Catherine Ashton) para las negociaciones entre Irán y el grupo 5+1", declaró Mehmanparast.

La Unión Europea rechazó la solicitud iraní, agregando que seguía esperando la respuesta de Teherán a una carta dirigida a los dirigentes iraníes en el mes de octubre.

Por su lado, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Alain Juppé, estimó el martes que Irán "continúa desarrollando su arma nuclear".



EEM