Internacional - Economía

China busca aumentar el comercio en yuanes en América Latina

2012-02-09

Los entidades firmaron un acuerdo en septiembre bajo el cual el banco China Exim se comprometió a...

Por LINGLING WEI, WSJ

BEIJING—Los bancos estatales chinos buscan expandir sus créditos a países latinoamericanos ricos en materias primas usando el yuan en vez del dólar. La iniciativa es parte de un esfuerzo más amplio del gobierno para promover el uso internacional de su divisa, según fuentes al tanto.

Desde principios del año pasado, el Banco de Exportaciones-Importaciones de China ha estado en negociaciones con el Banco Interamericano de Desarrollo para crear un fondo que provea hasta US$1,000 millones en financiación en yuanes para proyectos de infraestructura en Latinoamérica y el Caribe, los cuales ya son proveedores claves de minerales y cultivos para China, dijeron las fuentes. El fondo podría ser lanzado este año, manifestaron.

Los entidades firmaron un acuerdo en septiembre bajo el cual el banco China Exim se comprometió a ofrecer hasta US$200 millones para financiar el comercio entre China y la región. Al menos parte de ese financiamiento será provisto en yuanes.

El Banco de Desarrollo de China, por su parte, ha recaudado fondos en su divisa en el floreciente mercado de deuda en yuanes de Hong Kong, para financiar una parte de su préstamo de 70,000 millones de yuanes (US$11.100 millones) a Venezuela, el cual forma parte de una serie de créditos a largo plazo a cambio de petróleo acordados en 2010. Desde mediados de ese año, el banco ha colocad cerca de US$2,000 millones en deuda en yuanes en Hong Kong, según el proveedor de datos Dealogic.

China busca para darle al yuan un papel más amplio en el comercio y las inversiones. En su calidad de segunda economía del mundo, aspira a ser una potencia global con una divisa global. Se espera que, con el correr de los años, el yuan emerja como un depósito de valor a la par del dólar, el euro y el yen.

Sin embargo, debido a que Beijing aún controla de cerca el valor del yuan y los flujos de capital, los bancos estatales de China han encontrado pocos receptores para sus préstamos denominados en yuanes fuera del país, especialmente en mercados desarrollados como Estados Unidos y Europa. "

Los bancos estatales chinos están enfocando sus esfuerzos en América Latina, donde China ve una oportunidad para elevar el perfil de la divisa en una región que depende de la demanda china para impulsar su economía en momentos en que Europa podría caer en recesión y la recuperación de EU sigue siendo débil.

"La debilidad el dólar ha elevado el costo de los commodities importados por China, así que conseguir que el yuan tenga un papel en las cotizaciones de los commodities podría ayudar a estabilizar sus precios y reducir la presión inflacionaria", dijo Ye Xiang, ex funcionario del Banco Popular de China quien ahora se desempeña como director gerente de VisionGain Capital, una firma de inversión de Hong Kong.

El interés de China en Latinoamérica ha crecido en forma exponencial en la última década, abarcando compras de petróleo, cobre, soya y otras materias primas y ayudando a desarrollar la infraestructura en el hemisferio para producir y transportar esos productos.

El comercio entre China y Latinoamérica y el Caribe ascendió a más de US$188,000 millones el año pasado frente a apenas US$12,000 millones en 2000, según el Banco Interamericano de Desarrollo, el cual ofrece financiamiento para 26 países de la región. En 2008, China se convirtió en miembro del BID, con sede en Washington, el cual históricamente ha estado bajo el control de EU

Muchos analistas creen que a medida que el yuan se vuelva más disponible en los mercados extranjeros a través de los préstamos de los bancos chinos, comenzará a representar un porcentaje más alto de las transacciones internacionales. Beijing comenzó a permitir que el comercio transfronterizo fuera cobrado y pagado en su moneda hace más dos años y desde entonces, el comercio en yuanes ha crecido a cerca de 10% del intercambio total de China. Los analistas de Deutsche Bank AG predicen que el comercio en yuanes sumará este año 3,7 billones (millones de millones) o 15% del total del país.

La iniciativa de Beijing también se presenta en un momento oportuno: muchos bancos europeos que tradicionalmente habían dominado el mercado latinoamericano podrían replegarse en medio de la crisis de deuda de la euro zona, aseguran los analistas, lo cual le dará a los prestamistas chinos la posibilidad de entrar.



EEM