Nacional - Seguridad y Justicia

Condenan a texanos por comprar armas para cártel mexicano

2012-02-09

"Los traficantes de armas de fuego emplean individuos en Estados Unidos sin antecedentes...

Por Jim Forsyth, Reuters

SAN ANTONIO, EU - Nueve hombres y mujeres texanos fueron condenados a prisión por comprar armas de fuego para el cártel de droga mexicano Los Zetas y otra docena de personas enfrentan cargos vinculados a una investigación del Departamento de Justicia por tráfico de armamento, dijeron funcionarios estadounidenses el miércoles.

El fiscal estadounidense Robert Pitman dijo que en muchos casos los compradores recibieron unos cientos de dólares para comprar las armas y entregarlas a un traficante.

"Los traficantes de armas de fuego emplean individuos en Estados Unidos sin antecedentes criminales para comprar armas, usualmente armas de asalto y esas armas son luego traficadas hacia México", dijo Pitman a periodistas en San Antonio.

"Las consecuencias de ese tráfico puede verse cada día en los asesinatos que ocurren al sur de la frontera", agregó.

A los Zetas, grupo liderado por desertores del Ejército mexicano, se les atribuye gran parte de la violencia en México.

Más de 45,000 personas murieron en la violencia vinculada a las drogas desde que el presidente mexicano, Felipe Calderón, lanzó una campaña liderada por el Ejército contra los cárteles después de asumir el cargo a fines del 2006.

Las 21 personas acusadas en el caso no son los típicos sospechosos de bandas de traficantes de drogas con antecedentes criminales violentos, dijo Crisanto Pérez, agente especial de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

Agregó que la mayoría eran adultos jóvenes que cumplían las leyes pero que fueron tentados por "dinero fácil".

Originalmente eran 22 acusados, pero una mujer murió desde que fue procesada por la operación, que ocurrió en el verano boreal del 2010, dijeron funcionarios. Ocho de ellos eran amas de casa jóvenes, dijo Pérez.

"Hay personas ahí afuera del elemento criminal que están tratando de reclutar a gente joven para ser compradores extraoficiales", dijo Pérez. "Cien dólares para comprarle un arma a alguien no vale como para arruinarte la vida", agregó.

Uno de ellos compró un arma mientras otro compró 20, según el fiscal adjunto estadounidense Ben Seal.

Los nueve hombres y mujeres condenados hasta ahora han recibido condenas de uno a seis años en prisiones federales. Los otros enfrentarán sentencias similares si fueran hallados culpables.

Las 203 armas incautadas en la operación incluían pistolas de mano, rifles de asalto AK-47 y AR-15, además de un rifle calibre 50. Pitman dijo que todas las armas fueron compradas legalmente por comerciantes con licencia.

Seal dijo que ninguna de las armas en la operación ingresó a México por lo que lograron rastrear a los líderes del cártel, una táctica que ha llevado a críticas de las acciones del Departamento de Justicia en la operación "Rápido y Furioso" en Arizona.

En esa operación, que se llevó a cabo entre el 2009 y el 2011, agentes del Gobierno estadounidense perdieron el rastro de muchas de las armas. Un panel del Congreso está investigando la operación "Rápido y Furioso", que fue objeto de una acalorada audiencia la semana pasada.



ROW