Internacional - Población

Fuerzas sirias bombardean Homs, ONU condena "brutalidad atroz"

2012-02-09

El jefe de Naciones Unidas condenó la ferocidad del ataque del Gobierno sobre Homs, centro de una...

Por Khaled Yacoub Oweis y Angus MacSwan, Reuters

AMMAN/BEIRUT- Las fuerzas sirias bombardearon el jueves con cohetes y morteros vecindarios de la ciudad de Homs en manos de la oposición, dijeron activistas, mientras divididas potencias mundiales intentaban encontrar un camino para terminar con la violencia.

El jefe de Naciones Unidas condenó la ferocidad del ataque del Gobierno sobre Homs, centro de una revuelta contra el presidente Bashar al-Assad que comenzó hace casi un año y se está volviendo cada día más sangrienta.

"Temo que la brutalidad atroz que estamos viendo en Homs, disparando armas pesadas contra vecindarios de civiles, es un oscuro presagio de las cosas que vendrán", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a periodistas después de dirigirse al Consejo de Seguridad.

Activistas y residentes reportaron cientos de personas muertas durante el último fin de semana mientras las fuerzas de Assad intentan acabar con la oposición en Homs.

Al amanecer del jueves, una lluvia de cohetes y morteros volvía a caer sobre Baba Amro, Khalidiya y otros distritos. Refuerzos blindados también llegaron a la ciudad del este del país.

La preocupación estaba aumentando por la situación apremiante de los civiles y Estados Unidos dijo que estaba evaluando formas de llevarles alimentos y medicamentos, una medida que profundizaría el involucramiento internacional en un conflicto que tiene amplias dimensiones geopolíticas y ha provocado divisiones entre potencias extranjeras.

El ministro de Relaciones Exteriores, Ahmet Davutoglu, dijo antes de volar a Washington para conversaciones sobre Siria que Turquía, que alguna vez fue aliado de Assad pero ahora lo quiere afuera, no podía seguir quedándose sin hacer nada.

Turquía busca realizar una reunión internacional para acordar formas de poner fin a la matanza y entregar ayuda, agregó.

"No es suficiente ser un observador", dijo a Reuters, aunque Rusia y China han advertido en contra de una "interferencia".

Ministros de Relaciones Exteriores de la Liga Arabe, que según Ban estaban planeando revivir una misión de observadores que suspendieron el mes pasado debido a la violencia, tienen previsto reunirse el domingo en El Cairo. Podrían querer escuchar las ideas de otros gobiernos antes de ese día.

Funcionarios estadounidenses dijeron que esperaban reunirse pronto con aliados para discutir formas de ayudar a los civiles sirios. Y China, que es reticente a la presión occidental para un involucramiento internacional, reportó sin embargo su primer contacto formal con la oposición siria.

HOMS BAJO FUEGO

La Comisión de Coordinación de la Revolución Siria dijo que al menos 30 civiles en Homs murieron en un bombardeo el jueves por la mañana contra vecindarios de mayoría suní que han sido el foco de los ataques de las fuerzas del Gobierno lideradas principalmente por miembros de la minoría religiosa alauita de Assad.

Las divisiones sectarias han salido a la superficie mientras las matanzas se incrementan a ambos lados del conflicto.

La principal calle en Baba Amro quedó repleta de escombros y al menos una casa fue destruida, según imágenes publicadas en YouTube por activistas del distrito que dijeron que soldados habían usado cañones anti-aéreos para demoler el edificio.

La Organización de Derechos Humanos de Siria dijo en un comunicado que el ataque de esta semana contra Homs había dejado al menos 300 civiles muertos y 1,000 heridos, sin contar las cifras del jueves.

Funcionarios internacionales han estimado el número total de muertos en Siria desde marzo en más de 5,000.

Activistas dijeron que varios vecindarios en Homs seguían sin electricidad ni agua y que se estaban acabando los bienes básicos.

No hubo comentarios de las autoridades sirias, que han implementado fuertes restricciones para acceder al país y no es posible verificar los reportes de activistas locales.

La posición de Siria en el corazón de Oriente Medio, aliada con Irán y hogar de una mezcla étnica y religiosa inestable, llevó a que los opositores internacionales de Assad hayan descartado el tipo de acción militar que realizaron contra el libio Muammar Gaddafi.

Rusia y China, que dieron a la ONU el apoyo para la campaña aérea en Libia, fueron objeto de una fuerte condena de Estados Unidos, potencias europeas y Gobiernos árabes por vetar una resolución del Consejo de Seguridad la semana pasada pidiéndole a Assad que renuncie.



gilberto