Internacional - Economía

La Fed da un voto de "no confianza" a la economía

2012-02-09

La Reserva Federal usó sus poderes de emergencia con efectividad y apropiadamente cuando comenzó...

Charles Schwab / WSJ

Entramos al mes 37 de manipulación del sistema de libre mercado a través de la política de tasas de interés cercanas a cero de la Reserva Federal. ¿Está funcionando?

La demanda de préstamos para negocios y consumidores sigue siendo modesta en parte porque no hay afán de tomar prestado a tasas súper bajas cuando la Fed asegura que estas se mantendrán bajas en los próximos años. ¿Para qué tomar el riesgo de tomar prestado hoy, cuando se puede hacer por el mismo bajo costo mañana?

El presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, le dijo a los legisladores la semana pasada que la política fiscal primero "no debe hacer daño". Lo mismo puede decirse de la política monetaria. La prolongada política "de emergencia" de tasas de interés cerca de cero está afectando a nuestra economía.

La política de la Fed ha dado como resultado una gigantesca infusión de capital en el sistema, creando un aumento masivo de la liquidez, pero un movimiento mínimo de ese dinero. Está estacionado ahí, en bancos en todo el país, sin usarse. El efecto multiplicador que a menudo acompaña a un aumento de la liquidez sigue sin presentarse. Hay suficiente capital en el sistema para estimular el crecimiento, simplemente no se está poniendo a trabajar a una velocidad suficiente.

Los ahorradores estadounidenses promedio y los inversionistas jubilados o cerca de jubilarse están siendo forzados por la política de tasas de interés cerca de cero a tomar mayores riesgos de inversión. Para obtener intereses modestos o ganancias sobre sus ahorros, se han alejado de activos seguros como los mercados de dinero, los bonos a corto plazo o los certificados de depósito a término fijo y han saltado a activos más riesgosos como las acciones.

En otros casos atan sus activos a bonos a largo plazo que les darán un mal resultados si la inflación sube. También están reduciendo dramáticamente su consumo y viviendo modestamente, retirando así dinero de la economía que de otra manera estaría contribuyendo al crecimiento.

También hemos visto una destructiva corrida de capital fuera de Europa hacia activos seguros en Estados Unidos como los bonos del Tesoro, reflejando una aversión mundial al riesgo. La formación de nuevos negocios está en niveles bajos récord, según la Oficina del censo. Aún hay una confianza insuficiente entre los hombres de negocios y los consumidores para generar un auge de inversión y crecimiento.

En resumen, las acciones de la Fed en vez de ayudar, están teniendo el perverso efecto de destruir la confianza de los negocios e individuos en la inversión y la disposición de los bancos a prestar únicamente a aquellos cuyo crédito es tan fuerte que no necesitan préstamos.

La declaración del 25 de enero de la Fed en la cual dijo que mantendrá las tasas de interés a corto plazo cerca de cero hasta al menos finales de 2014 está enviando una señal de crisis, no confianza. Para cualquier prestatario potencial, la política de la Fed está diciendo en la práctica, que la economía aún está en condición crítica, o agonizando. No se puede mantener a un paciente con respirador artificial y esperar que la gente crea que ya se ha mejorado.

Además, la economía no necesita el respirador, todo lo contrario. El paciente necesita levantarse y comenzar a moverse. Podríamos salir de este desastre, si tan sólo la Fed creyera en el sistema de libre mercado. En los mercados libres, la oferta y la demanda encuentran un equilibrio. Eso es cierto ya sea que estemos hablando sobre la oferta de granos y viviendas o de efectivo y crédito. Pero un mercado libre funcional requiere confianza en que el gobierno no imponga su voluntad innecesariamente en el proceso, previniendo que la oferta y la demanda regresen a su equilibrio.

Todo esto podría cambiar con un viraje en la política de la Fed. Eso es lo que los inversionistas, hombres de negocios y personas del común deberían esperar de Bernanke después de la próxima reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed.

"La Reserva Federal usó sus poderes de emergencia con efectividad y apropiadamente cuando comenzó la crisis económica, pero está claro que la economía está recuperándose y que el beneficio de inyectar una liquidez masiva a esta ha pasado. Dejaremos que las tasas de interés se muevan a donde los mercados naturales las lleven. Nuestro experimento con la manipulación del mercado terminará hoy. A partir de este momento, comenzaremos a mover la política de tasas de la Fed hacia si equilibrio natural a largo plazo. Con los extremos de la crisis financiera de 2008 y 2009 en el pasado, los mercados libres son la mejor forma de generar crecimiento estable. Nuestro objetivo ahora es dejar que el sistema trabaje por si mismo. Ahora es lo suficientemente saludable para hacerlo. Esperamos que el anuncio de hoy consiga dos cosas inmediatas: primero, que resalte nuestra confianza, apoyada por las cifras, en que la economía estadounidense está fuera de su estado de emergencia y en proceso de recuperación y segundo, que refleje nuestra creencia en que el rol de la Reserva Federal en la política económica es limitado".

Hay un refrán en el mundo de las finanzas: No pelee con la Fed". Ahora es el momento para que la Fed salga de la lucha. Ya hizo su trabajo. Dejemos que el sistema de libre mercado haga el suyo. El hacerlo restaurará la confianza de los negocios y estimulará las nuevas inversiones.



KC