Internacional - Seguridad y Justicia

EU habla con China sobre disputa marítima

2012-07-12

Muchos gobiernos asiáticos han expresado crecientes preocupaciones por los expansivos reclamos...

BRADLEY KLAPPER, AP

PHNOM PENH (AP) — Estados Unidos presionó el jueves a Beijing a que acepte un código de conducta para resolver disputas territoriales en el Mar Meridional de China, una difícil gestión mediadora que el gobierno chino ha rechazado a menudo.

Sin embargo, ha permitido a Washington cosechar el aprecio de países otrora hostiles en el sudeste de Asia.

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton se reunió con el canciller chino Yang Jiechi en las márgenes de la conferencia anual de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés).

Sentados frente a frente en la larga mesa de un suntuoso salón con arañas de luces, Clinton enfatizó las diferentes maneras en que Washington y Beijing están cooperando. Yang habló de realzar aún más las relaciones sino-estadounidenses.

Ninguno mencionó el Mar Meridional de China mientras los periodistas estuvieron en el salón.

Muchos gobiernos asiáticos han expresado crecientes preocupaciones por los expansivos reclamos marítimos de China, y las tensiones chinas con Filipinas y Vietnam han amenazado con estallar.

China proclama soberanía sobre prácticamente toda el área y ha creado una nueva ciudad enteramente dedicada a administrarla, lo que ha provocado gran preocupación entre los otros países que también hacen reclamos.

El Mar Meridional de China ve circular una tercera parte del tráfico mundial de carga, tiene ricos recursos pesqueros y se considera que alberga vastas reservas de petróleo y gas natural.

"Estados Unidos no tiene pretensiones territoriales allí y no tomamos partido en las disputas sobre límites territoriales o marítimos", dijo Clinton a los cancilleres reunidos en la capital de Camboya. "Pero sí tenemos un interés en la libertad de navegación, el mantenimiento de la paz y la estabilidad, el respeto del derecho internacional y el comercio sin trabas legales en el Mar Meridional de China".

Las naciones asiáticas deberían "trabajar en colaboración y diplomáticamente para resolver las disputas sin coacción, sin intimidación, ni amenazas y sin el uso de la fuerza", destacó Clinton.

Los 10 miembros de la ASEAN anunciaron a principios de la semana que habían elaborado una serie de normas de derechos de gobierno marítimo y navegación, así como procedimientos para cuando los gobiernos tengan desacuerdos. Pero China no es miembro del grupo y no ha accedido a nada.

Los países de la ASEAN presentarán su propuesta a China esta semana en la capital camboyana, aunque es probable que Beijing trate de moderar el lenguaje que limite su control.

Para Estados Unidos, la difícil función diplomática que se avecina podría ser una prueba de fuego para los esfuerzos del gobierno de Barack Obama de reorientar el poder estadounidense hacia el continente más poblado del mundo.

Tan solo abordar el tema ha contribuido a que Washington estreche relaciones con Vietnam, al tiempo que es visto con mejores ojos por otros gobiernos de la región.

Sin embargo, un sinnúmero de reuniones entre funcionarios estadounidenses y chinos no han permitido avanzar en una solución duradera.

Varias añejas disputas entre China, Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunei involucran las ajetreadas líneas marítimas de la zona, y muchos observadores temen que la compleja red de disputas podría terminar por desencadenar un conflicto violento.



EEM