Internacional - Política

El embajador que desertó debe ser castigado

2012-07-12

Es el diplomático de mayor rango que deserta hasta la fecha y la segunda figura prominente que se...

BEN HUBBARD, AP

BEIRUT (AP) — El canciller sirio afirmó el jueves que el ex embajador en Irak debería enfrentar un castigo por haber desertado a las filas de la oposición que busca derrocar al presidente Bashar Assad.

En un comunicado difundido por la agencia noticiosa estatal siria, el ministerio dijo que Nawaf Fares había sido "relevado de sus obligaciones" y que debería enfrentar "una rendición de cuentas legal y disciplinaria". Fares anunció su deserción en un video difundido el miércoles en el que afirmaba que se aliaba con "la revolución" contra Assad.

Es el diplomático de mayor rango que deserta hasta la fecha y la segunda figura prominente que se aleja del régimen en una semana, lo que insinúa que hay algunas grietas en el grupo íntimo de Assad.

El general de brigada Manaf Tlass, confidente de Assad e hijo de un ex ministro de defensa, huyó de Siria la semana pasada pero no ha hablado públicamente y no parece haberse unido a los rebeldes. Líderes de la oposición y funcionarios occidentales esperan que la deserción de Fares aliente a otros a seguir su ejemplo.

La rebelión siria comenzó con protestas en marzo del 2011 pero paulatinamente se ha convertido en una insurgencia armada con numerosos grupos insurgentes en el país que suelen enfrentarse a las fuerzas de seguridad. Los activistas dicen que más de 17.000 personas han muerto.

El gobierno sirio atribuye el levantamiento a bandas armadas respaldadas por potencias extranjeras para debilitar al estado. Dice que más de 4.000 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto.

En París, el canciller iraquí Hoshyar Zebari confirmó la deserción de Fares y dijo que lo hizo mientras estaba fuera de Irak.

Fares condenó al régimen de Assad en una declaración difundida por el canal Al Yazira.

"¿Dónde está el honor en matar a los compatriotas? ¿Dónde está la lealtad nacional? La nación es todo el pueblo y no una persona en particular", afirmó. "La lealtad es hacia el pueblo y no a un dictador que mata a su pueblo".

No estaba claro dónde se grabó la declaración. Se desconoce el paradero del diplomático.

Designado al puesto en Irak hace cuatro años, Fares fue el primer embajador sirio en esa nación en 26 años. Al igual que Tlass, es miembro de la privilegiada elite suní en un régimen dominado por la secta minoritaria alawita de Assad.



ROW

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...