Internacional - Finanzas

Noruega Yara acuerda comprar unidad brasileña de Bunge por 750 mdd

2012-12-07

"Esta adquisición se ajusta como un guante", dijo Per Haagensen de la correduría...

OSLO (Reuters) - La noruega Yara acordó comprar el negocio brasileño de fertilizantes del gigante de materias primas Bunge en un acuerdo valorizado en 750 millones de dólares, lo que le dará un rango de productos y una red de distribución más amplios en un mercado clave.

Yara, el mayor fabricante mundial de fertilizantes en base a nitrógeno, adquirirá las marcas, los almacenes y 22 instalaciones de mezcla de Bunge, y también alcanzó un pacto de suministros a largo plazo con la firma estadounidense, dijeron las compañías el viernes.

La unidad brasileña de Bunge obtiene fertilizantes en el mercado y los mezcla en diferentes calidades, adaptando el producto según la demanda de los clientes.

La división cuenta, además, con una capacidad de producción de 350.000 toneladas, una ventaja para Yara que necesita elevar en 4 millones de toneladas su capacidad de producción de 20 millones para cumplir con una ambiciosa meta al 2016.

"Esta adquisición se ajusta como un guante", dijo el analista Per Haagensen de la correduría Fondsfinans. "Y el precio parece justo. Si obtienen las sinergias, es un precio muy bueno", agregó.

El acuerdo tiene un valor empresa de 750 millones de dólares, incluyendo un valor operativo de capital neto de 385 millones de dólares y otros activos valorizados en 365 millones de dólares, y Yara espera alcanzar 25 millones de dólares en sinergias al 2014.

El negocio brasileño de fertilizantes de Bunge registró ingresos por 2.600 millones de dólares en el 2011 y utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de 77 millones de dólares.

Yara se está expandiendo a medida que el ajustado mercado de granos impulsa fuertemente la demanda de fertilizantes y la rápida industrialización en Asia apuntala el crecimiento a largo plazo.

Pero el descenso de los precios del carbón ha abaratado el costo de producir fertilizantes en China, lo que ha presionado los precios globales.



ROW