Nacional - Economía

Cascada de aumentos a impuestos y servicios

2013-01-03

Mientras en el ámbito federal se eliminó el cobro de tenencia de automóviles en enero de 2012,...

La Jornada

Con el propósito de allegarse más recursos, Nuevo León, Michoacán y Querétaro, entre otros estados, aumentaron el primero de enero impuestos y tarifas de servicios hasta en 95 por ciento, mientras Aguascalientes, Morelos e Hidalgo crearon nuevos gravámenes, en perjuicio de los automovilistas, por conceptos como “remplacamiento” y “constancia de registro vehicular”.

A pesar de los intentos del Partido Acción Nacional (PAN, mayoría en el Congreso de Nuevo León) por frenar las alzas a diversos impuestos, el Legislativo avaló el 23 de diciembre la Ley de Hacienda en los términos propuestos por el gobernador priísta Rodrigo Medina.

Así, se aplicará un incremento de 50 por ciento en el impuesto sobre nóminas (ISN), cuya tasa pasa de 2 a 3 por ciento y con el cual se espera recaudar mil 500 millones de pesos adicionales. Además, los servicios del Instituto Registral Catastral aumentarán 95 por ciento en promedio.

También se implantó el cobro de derechos generados por control, supervisión y regulación de seguridad privada. Por ejemplo, se cobrarán 12 mil 902 pesos por evaluar la posibilidad de prestar servicios de seguridad privada para el traslado de valores o bienes.

Mientras en el ámbito federal se eliminó el cobro de tenencia de automóviles en enero de 2012, Nuevo León decidió mantener este año la política aplicada desde 2011: cobrará el impuesto sólo a vehículos de menos de cinco años de antigüedad y a los que cuesten más de 350 mil pesos.

El acuerdo al que llegó la Legislatura indica que 30 por ciento de lo recaudado por tenencia (unos mil 700 millones de pesos) se repartirá entre los 51 municipios para reactivar los fondos Metropolitano y de Infraestructura, suspendidos tras el paso del huracán Álex, en 2010.

En tanto, los municipios de la zona metropolitana de Monterrey recibieron autorización para aumentar la tasa del impuesto predial desde 5 hasta 40 por ciento. Monterrey aplicará un incremento de 8 por ciento; Escobedo y Apodaca, 20; García, 25; Santa Catarina, 30, y Ciudad Guadalupe, de 40 por ciento.

Además, el 7 de diciembre el Consejo Estatal del Transporte y Vialidad aprobó aplicar en forma gradual durante 2013 un aumento de 6 por ciento a las tarifas de transporte urbano, y el 31 de diciembre se anunciaron alzas de entre 4 y 6 por ciento al peaje en las autopistas.

Mientras, con el argumento de que el Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento se encuentra en inminente quiebra, el cabildo de Morelia, Michoacán, aprobó un incremento de 8 por ciento a la tarifa de agua potable, pese a la oposición de regidores del PAN y del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La intención del gobierno de la capital del estado, encabezado por el priísta Wilfrido Lázaro Medina, era aplicar un aumento de 16 por ciento, pero ante las protesta de opositores y los ciudadanos en general decidió reducir el alza 50 por ciento.

En Querétaro, cuotas para apoyar al cuerpo de bomberos y para integrar un fideicomiso de medio ambiente, así como incrementos hasta de 50 por ciento trámites son algunas de las nuevas tarifas para 2013.

Entre las contribuciones avaladas por los diputados locales el 14 de diciembre destaca el pago de exámenes a personal de seguridad pública y privada en el Centro Estatal de Evaluación y Control de Confianza.

Por su parte, la nueva Ley de Hacienda de Aguascalientes incluye la “constancia de registro vehícular”, con el argumento “de brindar certeza Jurídica a los contribuyentes y mejorar el control del padrón del estado”.

En la entidad gobernada por el priísta Carlos Lozano se aprobó aumentar la tasa del impuesto sobre nóminas de 1.5 a 2 por ciento, con lo que se espera reunir 390 millones de pesos.

Asimismo, en el paquete económico 2013 aprobado por los diputados de Morelos el 22 de diciembre destaca el cobro del gravamen por “remplacamiento”, el cual, según el gobierno de la entidad, forma parte de un plan para incluir en las placas sistemas de seguridad, entre ellas un chip. El gobierno de Graco Ramírez prevé obtener 300 millones de pesos.

También aduciendo medidas de seguridad en beneficio de los propietarios de vehículos, el gobierno de Hidalgo aplicará un impuesto por reemplacamiento, con el que espera recaudar 350 millones de pesos.



EEM