Internacional - Población

Paraliza tormenta invernal al noreste de Estados Unidos

2013-02-09

En los estados de Massachusetts, Connecticut, Rhode Island y Nueva York, los gobernadores...

Washington, (Notimex).- Una fuerte tormenta invernal azotó hoy al noreste de Estados Unidos, paralizó el tráfico terrestre y aéreo y dejó sin energía eléctrica a miles de personas, mientras los pronósticos meteorológicos indican que “lo peor esta por venir”.

En los estados de Massachusetts, Connecticut, Rhode Island y Nueva York, los gobernadores declararon estado de emergencia y emitieron una prohibición para circular en la calles.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que para las próximas horas se esperan acumulaciones de nieve de entre 60 y 90 centímetros y ventarrones de más de 110 kilómetros por hora.

“Las advertencias de ventiscas están en efecto para muchas de las secciones costeras del noreste de Newark, Nueva Jersey, la ciudad de Nueva York y el centro de Maine”, indicó el Servicio Meteorológico.

Brian Fitzgerald, del Observatorio Mount Washington en Nueva Hampshire, declaró a la cadena CNN que en ese estado se registran vientos de hasta 160 kilómetros por hora que bajan las temperaturas hasta menos 31 grados centígrados, por lo que recomendó no salir a las calles.

Las líneas aéreas cancelaron más de cinco mil vuelos este viernes, y se espera que el sábado otros mil vuelos permanecerán varados.

Se estima que unos 40 millones de estadunidenses serán afectados por apagones, accidentes y falta de movilidad.

En los seis estados de la región de Nueva Inglaterra (Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Maine, Nueva Hampshire y Vermont) así como en Nueva York, millones de personas trabajaron desde sus casas, en tanto sólo a vehículos de emergencia les fue permitido circular.

Reportes oficiales indican que el 30 por ciento de la población en Connecticut podría quedar sin servicio eléctrico, por lo que las autoridades ya preparan albergues y estaciones de socorro ante las bajas temperaturas.

La ciudad de Boston cerró el sistema de transporte subterráneo y la línea ferroviaria que comunica las principales ciudades en la costa canceló el servicio en varias ciudades.

En la ciudad de Nueva York, el alcalde Michael Bloomberg indicó que se esparcirán 250 toneladas de sal en las calles y avenidas, en tanto conminó a los habitantes a utilizar el trasporte público.

Asimismo, las autoridades emitieron una advertencia de inundaciones en las costas de Delaware y Nueva Jersey.

Se espera que las condiciones climatológicas mejoren hasta el próximo domingo en la región.



PCesar