Internacional - Seguridad y Justicia

Dzkohkar, el asesino sobreviviente, lucha por su vida

2013-04-21

Todavía no se sabe si algunas de las heridas que ahora sufre Tsarnaev fueron fruto de la última...

El centro médico Beth Israel de Boston tenía este sábado guardadas sus entradas de forma extraordinaria, con policía custodiando las puertas de acceso y salida. En su interior yacía el cadáver de Tamerlán Tsarnaev, 26 años, quien murió de sus heridas al llegar al hospital en la madrugada del viernes. Pero la presencia policial no se debía al mayor de los dos hermanos. En una sala sin especificar se encuentra luchando por su vida el joven Dzkohkar, 19 años, quien paralizó la existencia de cientos de miles de vidas el viernes durante un operativo policial sin precedentes.

Según un portavoz del centro médico, Dzhokhar Tsarnaev estaba vivo pero el FBI había solicitado que no se diera ninguna actualización sobre su condición médica a lo largo del sábado. Como prueban varias instantáneas recogidas por las agencias de prensa en la tarde del viernes, el ahora paciente -antes fugitivo- tenía la cabeza cubierta de sangre en el momento de su detención tras emerger del bote en el que se había refugiado exhausto y malherido.

El dueño de la embarcación dijo entonces que se le veía muy débil y que había perdido sangre, que no hubiera podido resistir mucho más. Otra fotografía mostraba a varios miembros del equipo de la agencia de Armas, Alcohol y Tabaco (ATF) que participó en el ingente operativo practicar una maniobra de reanimación al sospechoso.

Todavía no se sabe si algunas de las heridas que ahora sufre Tsarnaev fueron fruto de la última ración de tiros que se efectuaron poco antes de su captura, pero sin duda obedecen al intercambio armado que él y su hermano tuvieron con la policía en la madrugada del viernes y que desató el capítulo final en el ataque terrorista contra la ciudad de Boston en su día grande.

Los agentes han informado que han encontrado sangre en el coche que abandonó en su huida y en una casa. También han justificado que Dzkohkar logró burlar el radar del dispositivo policial porque se escapó a una casa una manzana fuera del perímetro de seguridad que se estableció.

Los investigadores esperan que el joven sobreviva para poder obtener la información que necesitan para entender lo sucedido. Varios expertos de contraterrorismo se encuentran en la ciudad y la fiscalía cuenta con leerle sus derechos en el hospital. “Puede que ya esté medio muerto”, decía un hombre a la entrada del Beth Israel. Ese mismo hombre tenía un cartel con la foto del otro Tsarnaev que decía “Monstruo Muerto”.



EEM