Internacional - Población

Gobierno colombiano y FARC acuerdan el desminado de zonas rurales

2015-03-08

"Vamos por buen camino" aseguró por su parte el jefe negociador de las FARC, Luciano...

La Habana/Bogotá, 7 mar (dpa) - Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de Juan Manuel Santos anunciaron hoy un acuerdo histórico para la retirada de las minas antipersonas diseminadas en las zonas rurales por el conflicto armado.

"El gobierno y las FARC hemos acordado solicitar a la organización Ayuda Popular Noruega liderar y coordinar la implementación de un proyecto de limpieza y descontaminación", señalaron ambas partes en un comunicado leído por el diplomático cubano Rodolfo Benítez, uno de los garantes de los diálogos de paz.

"La propuesta de desminado es un primer paso, pero un paso gigante hacia la paz, esto es una muestra de que estamos trabajando en la dirección correcta", afirmó el jefe negociador gubernamental Humberto de la Calle tras el anuncio de la medida.

"Vamos por buen camino" aseguró por su parte el jefe negociador de las FARC, Luciano Arango alias "Iván Márquez", quien calificó de "jornada memorable para el proceso de paz" alcanzar dicho acuerdo.

Asimismo, durante una visita al departamento colombiano de Córdoba (norte), el presidente Santos celebró el acuerdo y aseguró que se trata de un paso "importantísimo" para darle fin al conflicto armado interno que vive el país desde hace medio siglo.

"Esto que sucedió hoy, este acuerdo al que llegaron los negociadores del gobierno y las FARC para iniciar el desminado, es un paso importantísimo, porque era un paso necesario, como demostración de que efectivamente vamos en el camino correcto para ponerle fin al conflicto", declaró el mandatario.

Asimismo, el jefe de Estado felicitó a la delegación gubernamental por "su trabajo en La Habana" y detalló que dentro del compromiso de las FARC está el de "suministrar toda la información para la ubicación de estas minas".

Por su parte, el Sistema de Naciones Unidas en Colombia aplaudió la decisión de las partes "de asumir con el acompañamiento de Noruega el desminado de algunas de las regiones del país que padecen de este flagelo".

"Esta es la primera medida acordada por las dos partes de efectivo desescalamiento del conflicto", indicó la ONU en un comunicado difundido este sábado.

La organización internacional consideró además que la negociación "ha llegado a un punto de suficiente madurez para que las partes acuerden más pasos concretos que alivien los impactos del conflicto armado sobre la población civil".

Según la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal del gobierno colombiano, desde 1990 hasta enero de 2015 las minas causaron más de 11 mil víctimas entre muertos y heridos. 

La decisión incluye los trabajos de limpieza y descontaminación de los territorios donde hay presencia de "minas antipersonas, artefactos explosivos improvisados, municiones sin explotar y restos explosivos de guerra".

Las tareas de desminado estarán en manos del Batallón de Desminado del Ejército Nacional de Colombia y bajo la coordinación de la organización no gubernamental Ayuda Popular Noruega, que fue creada en 1939 con el objetivo de asesorar internacionalmente en la reconstrucción postconflicto. Actualmente realiza tareas de cooperación humanitaria en 43 países.

Los trabajos comenzarán en "un número inicial de sitios" que serán determinados por un estudio de la organización noruega que tendrá en cuenta el grado de riesgo de la población expuesta a las minas.

Además participarán guerrilleros, aunque sin uniforme y desarmados, para lo que se suspenderán temporalmente las órdenes de captura que existen contra ellos "de acuerdo con la ley para brindar la información requerida en el proceso de desminado", señaló De la Calle.

Desde finales de 2012 la guerrilla y representantes del gobierno de Santos negocian en La Habana el fin del conflicto armado interno que ha durado más de 50 años. Hasta el momento han alcanzado acuerdos en reforma agraria, participación política de los guerrilleros y lucha contra el narcotráfico.



EEM