Derechos Humanos

Empleadas domésticas peruanas exigen igualdad en balneario

2007-01-28

Los manifestantes de la llamada marcha "empleada audaz", se reunirán en 3 puntos de Lima...

LIMA,  (AFP) - Mujeres vestidas de empleadas domésticas y hombres con uniforme de vigilantes se movilizan este domingo a un exclusivo balneario al sur de Lima, en protesta por el racismo y abusos que los trabajadores dicen sufrir en estas playas.

Los manifestantes de la llamada marcha "empleada audaz", se reunirán en tres puntos de Lima y uno en el distrito de Asia, 90 km al sur de Lima, en cuyas playas denunciaron racismo y abusos contra las trabajadoras del hogar.

Las playas del distrito de Asia se han convertido en los últimos años en el balneario más frecuentado por la clase alta del país.

En esa zona se construyeron casas lujosas y exclusivos centros comerciales, así como discotecas y restaurantes en algunos de los cuales, según los organizadores de la marcha, no se permite el ingreso de negros o personas de rasgo indígenas.

Además, a las playas se impide el ingreso a personas no residentes del lugar, agregan.

Las empleadas domésticas, en su mayoría mestizas y de rasgos indígenas, son discriminadas, se violan sus derechos laborales, se les prohíbe reunirse entre ellas y no pueden bañarse en las playas durante el día y sólo pueden hacerlo luego que cae el sol, señaló la Asociación de Pro Derechos Humanos (Aprodeh), uno de los organizadores de la movilización.

Mariano Peña Benevides, presidente de la Asociación de Propietarios de Inmuebles de Lima-Sur (Aprils) que agrupa a los 26 clubes de las playas de Asia, dijo que "es absolutamente falso que existe discriminación, ni ningún reglamento que se le impida a las trabajadoras del hogar bañarse en las playas donde cuidan a los niños".

La Mesa contra el Racismo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos indicó que esas prácticas no son exclusivas de las playas de Asia sino que se dan en otros lugares de veraneo de la clase alta, en la amplia costa peruana de 2,600 km de extensión sobre el Pacífico.

"Las empleadas del hogar son discriminadas, explotadas, no les reconocen sus derechos en lujosos balnearios que son sitios privilegiados de los ricos", precisó la congresista indígena María Sumire.

Wilfredo Ardito, de Aprodeh, informó que desde hace varios años reciben denuncias de las empleadas discriminadas en ese distrito costero de Lima.

"La movilización busca crear conciencia en la población sobre el problema del racismo, los malos tratos que sufren esos trabajadores y el abuso de algunos propietarios del lugar que se han 'adueñado' de las playas públicas", agregó.



FOT