Religión

Juez del Supremo EU rechaza neutralidad religiosa

2016-01-03

El juez también señaló que no hay "nada malo" en la idea de que presidentes y otras...

METAIRIE, Louisiana, EU (AP) — El juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos Antonin Scalia dijo el sábado que la idea de neutralidad religiosa no está arraigada en las tradiciones constitucionales del país y que Dios ha sido bueno con Estados Unidos precisamente porque los estadounidenses le muestran respeto.

Scalia hizo esas declaraciones en una escuela secundaria católica en Metairie, un suburbio de Nueva Orleans, Louisiana. Scalia, nombrado en 1986 por el presidente Ronald Reagan, es el juez que lleva más tiempo en el Supremo. Se ha mantenido como uno de los miembros más conservadores de la corte.

En sus palabras en la escuela secundaria Archbishop Rummel, el magistrado dijo que en las tradiciones constitucionales del país "no hay espacio" para la idea de que el estado debe ser neutral entre la religión y la ausencia de ésta.

"Para decirles la verdad, no hay espacio para eso en nuestra tradición constitucional. ¿De dónde vino eso?", comentó. "Desde luego, uno no puede favorecer una confesión sobre otra, pero ¿no puede favorecer la religión sobre la no-religión?".

El juez también señaló que no hay "nada malo" en la idea de que presidentes y otras personas mencionen a Dios en sus discursos. Dios ha sido bueno con Estados Unidos porque los estadounidenses lo han respetado, señaló.

Scalia señaló que durante los atentados del 11 de septiembre de 2001 estaba en Roma en una conferencia. A la mañana siguiente, después de un discurso del presidente George W. Bush en el que invocó a Dios y pidió su bendición, Scalia dijo que muchos otros jueces le habían dicho que deseaban que sus presidentes o primeros ministros hicieran lo mismo.

"Dios ha sido muy bueno con nosotros. Que ganáramos la revolución fue extraordinario. La batalla de Midway fue extraordinaria. Creo que uno de los motivos por los que Dios ha sido bueno con nosotros es que le mostramos respeto. A diferencia de otros países del mundo que ni siquiera invocamos su nombre, nosotros le mostramos respeto. En comparecencias presidenciales, en proclamaciones de Acción de Gracias y en muchas otras formas", dijo Scalia.

"No hay nada malo con eso, no dejen que nadie les diga que hay algo malo con eso", añadió.

Las declaraciones de Scalia el sábado se produjeron mientras el tribunal se prepara para escuchar los argumentos este año en un caso que desafía parte de la ley de seguro médico del presidente, Barack Obama, y gira en torno a si el texto protege de forma adecuada los hospitales, universidades y organizaciones benéficas de carácter religioso de tener que ofrecer cobertura anticonceptiva a sus empleados.

Scalia suele ser una fuente de controversia en el tribunal.

El pasado diciembre se vio criticado durante unos comentarios realizados durante un caso, en los que planteó si quizá algunos estudiantes negros se beneficiarían de ir a una "escuela de progreso más lento" en lugar de a la universidad estrella de Texas en Austin.



JMRS