Nacional - Economía

Más de 5 empresas, interesadas en importar gasolinas por tren

2016-03-17

Esta es la reforma energética más joven en el mundo y muestra un avance muy importante en su...

Susana González, La Jornada

Hasta el momento hay más de cinco grupos empresariales que van a importar gasolina desde Estados Unidos mediante el ferrocarril, otros dos grupos de inversionistas están dispuestos a construir poliductos y tanques de almacenamiento para combustible, y 21 compañías (nueve ya se inscribieron) están interesadas en participar en la "joya de la corona", como se ha calificado a la cuarta licitación de la ronda uno, porque implica la exploración y explotación de "los muy estimulantes" recursos prospectivos por 10 mil millones de barriles de crudo en áreas mucho más extensas que las asignados antes, y ubicados en aguas profundas y ultraprofundas de Golfo de México, ponderó el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, ante inversionistas extranjeros y nacionales al resumir los avances alcanzados por la reforma energética.

Esta es la reforma energética más joven en el mundo y muestra un avance muy importante en su implementación a menos de dos años de haber sido aprobada, dijo.

El panorama adverso de los bajos precios del petróleo a nivel internacional no ha mermado el interés de los inversionistas en el sector energético mexicano "ni mata la reforma", pues hace apenas dos años no había una sola empresa privada en México que tuviera contratos de exploración y explotación en el mercado petrolero, pero ahora ya existen 30 que provienen de siete países, de las cuales 20 son mexicanas.

Buenos contratos para el Estado

En tanto, Petróleos Mexicanos (Pemex) se mantiene como la quinta petrolera mundial con más reservas petroleras, entre las que reportan a los mercados bursátiles.

Con las 30 empresas privadas que ya participan en la industria petrolera, dijo el secretario, se cumple uno de los objetivos principales de la reforma, que es crear un sistema industrial altamente diversificado en México.

Al participar en la 11 Cumbre de Capital Privado, Joaquín Coldwell sostuvo que el promedio de adjudicación de las tres licitaciones anteriores fue de 69 por ciento, porque han salido 33 de 48 bloques ofertados, uno de los porcentajes más altos de los últimos diez años a nivel internacional, sin que se hayan "malbaratado" los campos petroleros. Los contratos contienen condiciones muy buenas para el Estado mexicano, que recibirá en promedio 70 por ciento de los márgenes de ganancia.

También destacó que haber adelantado para el primero de abril los permisos de importación de gasolina a los particulares fue una señal enviada por el gobierno federal al mercado de inversionistas para que pudieran programar sus inversiones, pues se requiere construir poliductos y tanques de almacenamiento, en los que México tiene un rezago de más de 20 años, y esta es una infraestructura que se debe incrementar por seguridad energética.

Más kilómetros para gasoductos

Otro de los avances que señaló el secretario es el ambicioso programa de expandir en 10 mil kilómetros adicionales la red de gasoductos en el país en este sexenio, que implican una inversión de 16 mil millones de dólares. Con ello se permitirá a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a empresas privadas poner en marcha plantas de ciclo combinado, para sustituir las de diésel, de manera que se podrá abaratar las tarifas eléctricas, además que se llevará gas natural a zonas donde hasta hora no ha habido infraestructura para ello.

También mencionó que a diferencia del régimen jurídico anterior, en el que solamente Pemex tenía atribuciones para realizar sísmica tridimensional en el Golfo de México o contrataba empresas para hacerlo, ahora ya hay 28 empresas que pueden hacer esos estudios, lo que implica un incremento de 370 por ciento de toda la sísmica tridimensional que se ha hecho en la historia de Mexico, es decir, "se ha venido dando como resultado de la reforma una expansión enorme del acervo geológico nacional".

Lo más relevante es que la información que se obtenga y que es de última generación, es propiedad de la nación, y aunque las empresas que la obtienen pueden comercializarla pagando una cuota al Estado, resulta fundamental para que éste pueda planear las futuras licitaciones. Incluso dijo que ya se incluirá en el "data-room" o cuarto de datos para la cuarta licitación que se llevará a cabo el 5 de diciembre.



LAL