Cultura

La UE propone nuevas leyes de derechos de autor y comunicaciones

2016-09-14

Se trata de dos grandes paquetes legislativos enviados por la Comisión Europea. Uno facilita el...

Por Sam Schechner y Stu Woo, The Wall Street Journal

En un esfuerzo por desplazar el poder de los gigantes de Silicon Valley a los medios tradicionales y las empresas de telecomunicaciones, el brazo ejecutivo de la Unión Europea propuso el miércoles reformar las leyes de derechos de autor y de telecomunicaciones del bloque.

Se trata de dos grandes paquetes legislativos enviados por la Comisión Europea. Uno facilita el acceso en línea a los programas de televisión y las películas y otorga nuevos derechos a sellos discográficos, periódicos y otros generadores de contenido en línea. El otro pretende fortalecer a los operadores de telecomunicaciones con los que la UE está contando para construir una nueva generación de redes de alta velocidad para los europeos.

Las propuestas de derecho de autor conceden nuevos derechos a los dueños de medios noticiosos, facilitándoles la negociación con agregadores como Google Inc., de Alphabet, para que les paguen por el uso de partes de sus artículos en internet. Otras disposiciones obligarían a los sitios de video en línea a rastrear automáticamente sus catálogos para detectar cargas piratas y a ser transparentes con autores e intérpretes sobre las ganancias generadas por sus obras, lo que los ayudaría a negociar mejores acuerdos de licencia.

El proyecto de ley de telecomunicaciones extendería algunas reglas a las aplicaciones de mensajería y llamadas telefónicas, que hasta ahora no habían estado sujetas a las regulaciones de telecomunicaciones. Las propuestas requerirían que servicios como Skype, de Microsoft Corp. MSFT -0.48 % , permitan hacer llamadas a números de teléfono de emergencia. Las reglas también tratan de estimular las inversiones privadas en toda Europa, especialmente en las zonas rurales.

Los partidarios de las nuevas propuestas dicen que son necesarias para adaptar los marcos regulatorios de europeos a la era de Internet. Las empresas de telecomunicaciones indican que la fuerte regulación existente ha reducido el incentivo para invertir en momentos en que enfrentan la competencia de los servicios de internet. Los sellos discográficos también apuntan a una gran “brecha de valor” entre la forma en la música popular se ha volcado en línea y las escasas ganancias que aquellos —y mucho menos aún, los compositores— obtienen.

Las propuestas deberán pasar por meses o incluso años de debate en el Parlamento de la UE y el Consejo de estados miembros antes de que puedan ser adoptadas.

Algunos ejecutivos de tecnología dicen que la propuesta de someter aplicaciones de conversación como WhatsApp a reglas tales como mantener las redes seguras, podría elevar los costos de cumplimiento. “Es probable que algunas empresas tengan que tomar decisiones difíciles sobre si van a ofrecer sus servicios en Europa”, dijo James Waterworth, vicepresidente para ese continente de la Asociación de la Industria Informática y de Comunicaciones de EU, un grupo de presión que representa a empresas como Facebook FB 0.44 % y Google.

A principios de esta semana, una agrupación de 25 grupos tecnológicos, incluyendo Facebook Inc., Google y Microsoft, envió una carta a los altos funcionarios de la UE pidiéndoles que no aprobaran un proyecto de ley que daría a los periódicos el derecho a reclamar por el pago del uso de fragmentos de noticias, o que debilitaría la actual protección contra demandas por infracción de derechos de autor de la que disfrutan actualmente plataformas como YouTube.

Las propuestas de derechos de autor han generado división entre las organizaciones de noticias. Los dueños de medios dicen que una parte creciente de sus lectores no llega a través de sus propios sitios web, sino a través de las redes sociales y agregadores como Google, por lo cual algunos de ellos postulan que los agregadores deberían pagar por esas noticias.

Google ha rechazado airadamente la idea de tener que pagar por enlaces a notas de otras compañِِías o por la publicación de fragmentos de noticias, aduciendo que si ve obligada a hacerlo tendría que dejar de mostrar los resultados de los periódicos en sus búsquedas. Google cerró su servicio de Google News en España por negarse a pagar en virtud de una ley nacional.

Google reiteró en un blog el miércoles que está dispuesta a apoyar la creación de fondos que ayuden a los periódicos a ganar dinero en Internet, pero no a pagar por vincular los artículos. “Pagar para mostrar fragmentos no es una opción viable para nadie”, dijo la compañía.

News Corp, la casa editorial de The Wall Street Journal, presentó a comienzos de año una denuncia oficial ante la Comisión Europea por las prácticas del servicio de búsqueda de noticias de Google.

Los sellos discográficos han presionado mucho para exigir que plataformas como YouTube revisen sus archivos para determinar derechos de autor, algo que YouTube hace actualmente de forma voluntaria. Pero los ejecutivos de tecnología replican que convertirlo en un requisito podría perjudicar a las empresas más pequeñas. Los defensores de los derechos del consumidor agregan que una norma muy estricta sobre derechos de autor podría afectar a los usuarios individuales de internet.



JMRS