Internacional - Población

Coalición árabe dice que la masacre de Yemen se debió a información errónea

2016-10-15

El equipo investigador indicó que la comandancia de la coalición le proporcionó "toda la...


Riad, 15 oct (EFE).- El equipo de investigación formado por la coalición árabe anunció hoy que el bombardeo ocurrido la semana pasada durante un funeral en Saná, que causó 140 muertos y 525 heridos, se debió a una información "errónea".

En un comunicado publicado por la agencia de noticias saudí, SPA, el equipo investigador explicó de que la jefatura del Estado Mayor yemení dio una información a la coalición liderada por Arabia Saudí, "que más adelante se demostró que era errónea", sobre la presencia de líderes rebeldes hutíes en ese lugar.

La parte yemení insistió en que ese lugar era "un objetivo militar legítimo" que debía ser atacado "inmediatamente", según la nota, que subrayó que el bombardeo se efectuó sin instrucciones de la comandancia de la alianza árabe.

Según el texto, no se tomaron las medidas preventivas aprobadas por la coalición, que -agregó- trata de asegurarse con anterioridad de que el lugar blanco del ataque no es una zona civil.

El equipo investigador indicó que la comandancia de la coalición le proporcionó "toda la información y documentos requeridos" y denunció que "otras partes" aprovecharon lo ocurrido para "elevar la cifra de víctimas".

Asimismo, recomendó "tomar las medidas legales" para compensar de manera adecuada a los familiares de las víctimas y a los afectados", y a las fuerzas de la coalición que "revisen la aplicación de las normas de combate aprobadas".

Se trata de un informe preliminar sobre el suceso, cuya investigación continúa en coordinación con el Gobierno yemení exiliado en Riad y otros países.

La Comandancia de la alianza anunció en un comunicado su "aceptación" de las conclusiones y se comprometió a tomar las medidas necesarias para seguir las recomendaciones mencionadas.

Se disculpó por "este accidente, que no fue intencionado", y por el dolor que causó a los familiares de las víctimas.

Lo sucedido no concuerda con "los nobles objetivos de la coalición", que son principalmente proteger a los civiles y recuperar la seguridad y estabilidad en el Yemen, según la nota.

 

La organización Human Rights Watch denunció hace dos días que ese ataque de la alianza puede ser considerado un crimen de guerra, por lo que pidió una "urgente y creíble" investigación.

La guerra en el Yemen se recrudeció en marzo de 2015, cuando la coalición militar integrada por países suníes intervino directamente a favor del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional, y contra los hutíes.

La alianza árabe ha bombardeado desde entonces zonas residenciales, hospitales y escuelas, siendo la causante de la mayor parte de las víctimas civiles en el conflicto, según la ONU y organizaciones de derechos humanos.



JMRS