Nacional - Economía

Posible crisis por deuda pública como la de 1994

2016-10-18

Este elevado nivel de endeudamiento, dijo, equivale a que se podría entregar un millón 442 mil...

Israel Rodríguez, La Jornada

Con los actuales niveles de recaudación tributaria la deuda pública de México debería ubicarse como máximo en 40 por ciento del producto interno bruto (PIB), aseguró Elegir: Observatorio de Libertad Política y Económica.

Armando Regil, presidente de la ONG, afirmó: una de las amenazas más grandes y silenciosas a la economía de millones de mexicanos es el creciente nivel de la deuda pública. De no hacer algo contundente y pronto, agregó, este nivel de irresponsabilidad y mal manejo económico puede llevar a México a una crisis como la de 1994-95, alertó.

Informes de la Secretaría de Hacienda revelan que en 2012 el nivel de deuda pública fue de 34.4 por ciento del PIB y al final de este año se estima que podría ser de 48.5, y con el bajo crecimiento económico podría rebasar 52 por ciento del PIB hacia el final del sexenio.

Sólo al cierre de agosto de 2016 el saldo de los requerimientos financieros del sector público, la acepción más amplia de la deuda, ascendió a 8 billones 972 mil 700.3 millones de pesos, de los cuales el endeudamiento interno es de 5 billones 790 mil 298.8 millones y el externo de 3 billones 182 mil 401.5 millones de pesos.

Cada mexicano debe $160 mil

Este elevado nivel de endeudamiento, dijo, equivale a que se podría entregar un millón 442 mil pesos a 5 millones de mexicanos y sobraría. En otros términos comparativos cada mexicano debe 160 mil pesos y cada bebé que nace ya debe 70 mil pesos.

Lo anterior contrasta si se toma en consideración que la clase media en México es el sector de la sociedad que más aporta al erario, dado que 87.40 por ciento de la recaudación de impuesto sobre la renta (ISR) es aportado por las personas que tienen ingreso mensual menor a 18 mil 500 pesos, además, sólo 19.67 por ciento de la población del país paga ISR.

Aseguró que los mexicanos pagamos alrededor de 50 por ciento de nuestro ingreso en impuestos para que el gobierno tenga un gasto público ineficiente, por lo que un ama de casa sería más eficaz en la asignación del gasto. Quien gana al mes 8 mil pesos transfiere 43.2 por ciento al presupuesto estatal, es decir, 3 mil 456 pesos.

Roberto Salinas León, consejero de la organización, añadió: las tasas de retorno tributario son muy bajas. Los mayores desembolsos en el ámbito social, en gastos corriente y estatal no reditúan en beneficios observables, ni siquiera en las obligaciones básicas del gobierno, como son la protección de los derechos de propiedad, la seguridad pública o la paz.

En conferencia de prensa propuso otra reforma fiscal mediante un descenso de los impuestos, pero la aplicación de uno generalizado. Aseguró que el Estado gasta mucho y mal los ingresos públicos.

Urgen soluciones efectivas y que al mismo tiempo ayuden a prevenir que el malgasto, el despilfarro y el robo desmedido pongan al país en una peor situación económica. Dijo que los agujeros presupuestales que han generado los recortes no deben ser compensados con alza de impuestos, pues se traduciría en más burocracia y corrupción.



JMRS