Salud

Los alimentos pueden combatir el acné

2016-11-20

Evita alimentos azucarados y almidonados con un índice glucémico alto, lo que significa que...

Anahad O’Connor, The New York Times

El acné puede ser un problema vergonzante que al parecer ninguna cantidad de cremas ni ungüentos caros puede resolver. Sin embargo, las investigaciones sugieren que, en algunos casos, lo que ingieres puede ser tan importante como lo que aplicas sobre tu piel.

“He tenido muchos pacientes que pueden controlar su acné simplemente cambiando su dieta”, dijo el Dr. Daniel J. Aires, un investigador y dermatólogo del Hospital de la Universidad de Kansas.

El Dr. Aires comentó que a lo largo de los años se han realizado muchos estudios sobre el vínculo entre distintos alimentos y el acné, y que la evidencia más sólida puede resumirse en tres principios:

• Evita alimentos azucarados y almidonados con un índice glucémico alto, lo que significa que provocan que los niveles de azúcar en la sangre se eleven rápidamente.

• Si consumes lácteos, evita que sean bajos en grasas.

• Come muchas frutas y verduras coloridas.

Algunas de las pruebas más convincentes provienen de investigaciones sobre la relación entre el acné y los alimentos con un nivel glucémico alto, como el azúcar, el pan blanco, el arroz blanco, la pasta y otros carbohidratos simples. Los carbohidratos refinados y muy procesados tienden a tener poca o nada de fibra y, por lo general, provocan que los niveles de azúcar en la sangre se disparen.

El Dr. Aires destacó un estudio publicado en julio en la revista Journal of the American Academy of Dermatology, que encontró que las dietas con muchos alimentos altamente glucémicos se asociaban fuertemente con el acné. Algunos estudios clínicos pequeños han hallado que reducir el consumo de estos alimentos puede ayudar a reducir las marcas de acné en adolescentes y adultos jóvenes.

Los científicos no están seguros de la causa, pero un motivo puede ser que los alimentos altamente glucémicos no solo provocan mayores niveles de azúcar en sangre, sino que también promueven la liberación de distintas hormonas, como la insulina, el IGF-1 y la hormona del crecimiento, que pueden exacerbar el acné.

Otras investigaciones señalan el vínculo entre los lácteos y el desarrollo del acné. Sin embargo, muchos estudios han encontrado que, en particular, son los lácteos bajos en grasa los que causan problemas. Aires señaló que la causa subyacente también pueden ser las hormonas.

“La leche contiene muchos factores de crecimiento que, en general, pueden promover el acné”, afirmó. “Yo supongo que estos se concentran más cuando se elimina la grasa”.

Pide a sus pacientes que consumen lácteos que eviten los bajos en grasa. “Si vas a comer queso, come el normal”, sostiene.

Por último, Aires, que también es director del departamento de dermatología en el Centro Médico de la Universidad de Kansas, recomienda que las personas consuman alimentos con niveles altos de polifenoles, compuestos presentes en las plantas, los cuales ayudan a reducir la inflamación. Por lo general, se encuentran en alimentos muy coloridos, como las moras, el té verde, el aceite de oliva extra virgen, las hierbas, el chocolate amargo, los vegetales verdes y el vino tinto.

Así que, en resumen, ingiere una dieta con muchos alimentos enteros y reales, sin demasiada azúcar ni carbohidratos refinados, y muchas frutas y verduras, recomendó Aires.

“Muchísimas verduras”, añadió.



JMRS