Agropecuaria

FAO pide más fondos para ayudar a 40 millones de personas en crisis en 2017

2016-12-22

El 80 % de los requerimientos de la FAO están centrados en la respuesta a las crisis prolongadas,...

Roma, 22 dic (EFE).- La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha elevado su petición de fondos hasta 1,000 millones de dólares para ayudar a más de 40 millones de personas en situación crítica durante 2017.

La responsable de Emergencias de la agencia, Rosanne Marchesich, explicó hoy a Efe que la cifra de fondos (el año pasado fueron 790 millones de dólares para 21 millones de personas) representa solo el 4,75 % de la ayuda global solicitada por la ONU a los donantes para el año que viene.

Las necesidades humanitarias han aumentado a un nivel "sin precedentes", hasta una cifra total de 22,000 millones de dólares, y Naciones Unidas calcula que casi una cuarta parte de la población mundial -más de 1,600 millones de personas- vive actualmente en ambientes "frágiles".

Ante esa situación, Marchesich destacó la necesidad de emprender acciones "rápidas, efectivas y concretas para evitar la dependencia prolongada de la ayuda", y mejorar la seguridad alimentaria.

Apuntó que el 80 % de los requerimientos de la FAO están centrados en la respuesta a las crisis prolongadas, que han llevado a millones de personas a huir de sus hogares y necesitar apoyo para producir y disponer de alimentos.

Según el plan de esa organización, entre las principales emergencias están las de Somalia (que requiere 136 millones de dólares), Siria (119 millones), Irak (89 millones), el noreste de Nigeria (62 millones) y Sudán del Sur (61 millones de dólares).

La violencia también ha disparado las necesidades humanitarias en el Yemen, con 14 millones de personas que pasan hambre o inseguridad alimentaria severa; la República Democrática del Congo, con seis millones, y la República Centroafricana, con 2 millones de habitantes en esa condición, entre otros países.

Para Marchesich, los conflictos y los fenómenos naturales han agravado las crisis humanitarias más allá de las fronteras, y la inversión en agricultura puede ofrecer una oportunidad de desarrollo para las comunidades que acogen a los desplazados.

Para ello se han creado iniciativas de respuesta regionales como las del sur de África frente a los efectos del fenómeno El Niño (para la que la FAO reclama 97 millones de dólares), para los refugiados sirios (85 millones adicionales), el lago Chad o Burundi.

"Los países en desarrollo albergan al 89 % de los refugiados de otros países. Los refugiados son cada vez más vulnerables, con la mayoría de ellos viviendo por debajo del umbral de la pobreza y luchando por obtener productos básicos como comida, cobijo y asistencia sanitaria", remarcó la experta.

En relación con los desastres naturales, Marchesich recordó que el cambio climático está aumentando su intensidad y frecuencia, lo que afecta a los pobres de manera "desproporcionada".

Una prueba está en los 60 millones de personas que se han visto afectadas por las sequías, las inundaciones y las temperaturas extremas asociadas con el fenómeno El Niño, que impactó con fuerza este año.

En el Cuerno de África, además, cerca de 12 millones de personas en Etiopía, Kenia y Somalia requieren actualmente asistencia alimentaria por una grave sequía, según la FAO.



JMRS