Internacional - Política

Kerry defiende el principio de dos Estados como única solución en O.Medio

2016-12-28

"La Administración Obama siempre ha defendido a Israel", aseguró Kerry, que recordó que "todos los gobiernos (de EU) se han opuesto a los nuevos asentamientos" israelíes en los territorios palestinos y que "todos los países del mundo" se oponen a ello

Washington, 28 dic (EFE).- El secretario de Estado de EU, John Kerry, aseguró hoy que su país no vetó la resolución de la ONU contra los asentamientos israelíes en territorios palestinos para defender la solución de dos Estados, que está "en grave peligro".

"No vamos a defender una dinámica peligrosa", dijo Kerry en una comparecencia en el Departamento de Estado sobre la decisión de su Gobierno de no recurrir a su poder de veto en la votación del pasado viernes en el Consejo de Seguridad de la ONU que exigió a Israel el fin a su política de asentamientos en los territorios palestinos.

"Ese voto tenía el objetivo de defender la solución de dos Estados", reiteró en jefe de la diplomacia de EU en una intervención inusualmente larga, que duró cerca de hora y media, y en la que sólo abordó el problema palestino-israelí.

Kerry insistió en que EU sigue apoyando la "solución de dos Estados" como "única forma" de lograr una paz "duradera".

"No debemos perder la esperanza en la solución de los dos Estados, porque no hay otra alternativa viable", señaló Kerry, al tiempo que instó a las partes en conflicto a sentarse a negociar.

"La paz sólo se puede lograr con contactos directos", afirmó Kerry en lo que parecen ser sus últimos esfuerzos porque palestinos e israelíes se sienten a negociar antes de que el presidente Barack Obama entregue la Presidencia a Donald Trump el 20 de enero.

"No podemos imponer la paz", insistió el secretario de Estado.

Israel, cuyas relaciones con EU se han deteriorado en los últimos años del Gobierno de Obama, criticó duramente esa decisión, ya que Washington le había protegido en el pasado de resoluciones parecidas a la aprobada el viernes pese a oponerse a su política de establecer nuevas colonias en territorios palestinos.

La política estadounidense hacia Israel, no obstante, parece que va a dar un giro total con la llegada de la nueva Administración de Trump, quien se adelantó a la comparecencia de Kerry para expresar su respaldo al Gobierno israelí y criticar al gobierno de Obama por no vetar la resolución de la ONU, aprobada con 14 votos a favor y la única abstención de Estados Unidos.

"¡Mantente fuerte, Israel, que se está acercando el 20 de enero!", aseguró el presidente electo en una serie de tuits publicados temprano en la mañana, anticipándose a Kerry.

El presidente electo ya había pedido la semana pasada que EU vetara la resolución, algo que pareció irritar al Gobierno de Obama por sus constantes intrusiones antes de ocupar la Presidencia.

Trump dijo que no se puede seguir "dejando que Israel sea tratado con tanto desdén y falta de respeto", y anticipó que ese trato cambiará radicalmente cuando llegue a la Casa Blanca.

Kerry puso en duda el verdadero compromiso del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con la solución de dos Estados; describió a su Gobierno de coalición como el más inclinado a la derecha de la historia del país y dijo que tiene una "agenda impulsada por los elementos más extremistas".

Netanyahu había acusado a Washington de abandonarlo con la aprobación de la resolución en el consejo de Seguridad de la ONU e incluso había insinuado que el Gobierno de Obama pudo estar detrás.

"La Administración Obama siempre ha defendido a Israel", aseguró Kerry, que recordó que "todos los gobiernos de EU se han opuesto a los nuevos asentamientos" israelíes en los territorios palestinos y que "todos los países del mundo" se oponen a ellos.

La decisión se tomó "de acuerdo a nuestros valores", insistió el secretario de Estado, que recordó igualmente que "no hay absolutamente ninguna justificación para el terrorismo".

"La ampliación de los asentamientos no tiene nada que ver con la seguridad de Israel", indicó tajantemente Kerry, que reconoció, no obstante, que los asentamientos no son "el principal motivo" del conflicto, pero sí representan una traba a una posible solución.

"No podemos ignorar las aspiraciones palestinas", agregó, para subrayar que "nadie que esté seriamente comprometido con la paz puede ignorar las consecuencias" de establecer nuevos asentamientos.

"La de dos Estados es la única solución para la región que puede garantizar el futuro de Israel y la dignidad de los palestinos", zanjó el secretario de Estado.



JMRS