Ecología y Contaminación

Pese a la nube de polución, Beijing dice que la situación mejora

2017-01-03

La capital china se encontraba el martes en la segunda alerta más alta por una nube de contaminación, aunque autoridades de la ciudad dijeron que la calidad del aire estaba mejorando en general, citando datos del año pasado.

 

BEIJING (Reuters) - La capital china se encontraba el martes en la segunda alerta más alta por una nube de contaminación, aunque autoridades de la ciudad dijeron que la calidad del aire estaba mejorando en general, citando datos del año pasado.

Cientos de vuelos fueron cancelados y las carreteras se cerraron en el norte de China durante la festividad del año nuevo mientras las concentraciones medias de pequeñas partículas respirables conocidas como PM2.5 se dispararon por encima de 500 microgramos por metro cúbico en Beijing y las regiones circundantes.

Las alertas de contaminación son comunes en el norte de China, especialmente durante los fríos inviernos, cuando la demanda de energía, gran parte de ella cubierta con carbón, se dispara.

Sin embargo, la Oficina Municipal de Protección Ambiental de Beijing dijo a los medios de comunicación que las concentraciones de PM2.5 cayeron un 9,9 por ciento el año pasado, a un promedio de 73 microgramos por metro cúbico en la capital china.

El número total de "días de cielo azul" alcanzó 198 en el año 2016, 12 más que el año anterior. Sin embargo, la medida promedio de PM2.5 todavía superó los estándares nacionales de calidad del aire en un 109 por ciento, dijo la oficina.

A pesar de un breve respiro el lunes, la niebla de contaminación regresó a la capital china el martes, con lecturas de PM2.5 nuevamente en niveles "peligrosos". Se espera que el "smog" dure en la región hasta que llegue un frente frío el 8 de enero, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

La agencia meteorológica de China también emitió el martes su primera alerta de neblina roja, diciendo que la visibilidad podría caer por debajo de los 50 metros en el norte de China.

Tres importantes puertos del norte de China suspendieron la carga de buques el martes como resultado de la escasa visibilidad, dijeron agencias de seguridad marítima.

China se encuentra en el tercer año de una "guerra contra la contaminación" destinada a revertir los daños causados ​​a sus cielos, suelos y agua después de décadas de crecimiento económico descontrolado.

Ha creado sistemas de respuesta de emergencia que restringen el tráfico y cierran fábricas y solares en construcción durante los períodos de fuerte contaminación, y también ha prometido castigar a los funcionarios locales y las empresas que rompen las reglas.



JMRS