Ciencia y Tecnología

Intel comprará 15% del servicio de mapas digitales Here

2017-01-04

Intel Corp. adquirirá una participación de 15% en Here International B.V., uniéndose a BMW AG,...

William Boston, The Wall Street Journal

BERLÍN (EFE Dow Jones)-- Intel Corp. adquirirá una participación de 15% en Here International B.V., uniéndose a BMW AG, Daimler AG y la filial de Volkswagen AG Audi AG para desarrollar tecnología de navegación para autos de conducción autónoma.

Intel y Here apuntan a desarrollar en conjunto la tecnología necesaria para proveer soporte en tiempo real a las actualizaciones de tráfico y condiciones de la vía para permitir y asegurar la seguridad de los vehículos autónomos. Las empresas también dijeron que planean explorar otras oportunidades de negocio para desarrollar servicios que usen los datos de localización generados por los vehículos y sus pasajeros.

Las empresas no dieron detalles sobre la transacción. Indicaron que esperan que el acuerdo se cierre en los tres primeros meses del año, a la espera de la aprobación de los reguladores.

El anuncio se hizo después que la autoridad antimonopolio alemana dijera horas antes que Intel había presentado una solicitud de aprobación regulatoria para hacer una adquisición de una participación en Here. La agencia dijo que tiene un mes para decidir si aprueba la transacción.

Los tres grandes fabricantes de autos Alemania compraron a Nokia Corp. en 2015 por 2,500 millones de euros. En base a ese precio, la participación de Intel podría tener un valor de 375 millones de euros.

Here no quiso hacer comentarios. Intel no estuvo disponible de forma inmediata para hacer declaraciones.

Los fabricantes de automóviles alemanes, que dominan el mercado mundial de autos de lujo, dejaron a un lado décadas de rivalidad para comprar conjuntamente Here en un intento por controlar la tecnología de mapas que consideran crucial para los vehículos autónomos.

Intel parece estar posicionándose para entrar en un campo en el que la tecnología avanza rápido, en una muestra de cómo se están diluyendo las líneas divisorias entre la industria tecnológica y los fabricantes de autos convencionales.

Mientras que el automóvil se convierte en una plataforma para los servicios digitales con el potencial de generar enormes ganancias, los fabricantes de autos y las empresas tecnológicas encuentran una causa común o mantienen feroces antagonismos para controlar la nueva economía de la movilidad.

Los fabricantes de automóviles están entrando en nuevos negocios como cooperativas de taxis o el uso compartido del auto para acceder a nuevos cauces de ingresos generados por sus vehículos. No quieren quedarse atrás porque estos servicios podrían ser más lucrativos que su negocio tradicional.

Compañías tecnológicas como Uber Technologies Inc., Apple Inc. o Google están desafiando el dominio de fabricantes de autos como BMW, VW, Ford Motor Co. y General Motors Co. a la hora de proporcionar transporte personal. Están deseosas de ampliar su dominio de sistemas tecnológicos, aplicaciones y servicios al automóvil, tal y como en el pasado transitaron de la computadora personal al smartphone.

La nueva tecnología del automóvil está alimentada por la tecnología de la información, lo que explica por qué la industria automotriz ya ha superado a los fabricantes de computadoras como el mayor cliente para los fabricantes de chips como Intel y la alemana Infineon Technologies AG.

Como ejemplo de esto, el fabricante de chips estadounidense Qualcomm Inc. anunció en octubre que compraría al holandés NXP Semiconductors NV, el mayor desarolllador del mundo de chips para automóviles por US$39,000 millones.

Estos fabricantes abastecen de los sensores inteligentes y la computación necesarios para controlar funciones como la información que aparece en la pantalla del coche o sistemas de seguridad.

También proporcionan ojos al automóvil que permiten calcular la temperatura, el tiempo, las condiciones de las carreteras, identificar otros vehículos y objetos en la vía y permitir conocer la propia ubicación del coche.



JMRS