Nacional - Política

El nuevo canciller Luis Videgaray, un político marcado por polémicas

2017-01-04

El ahora canciller "dejó la hacienda pública con niveles históricos de endeudamiento" y la reforma fiscal "no reformó el problema de los ingresos de México".

 

México, 4 ene (EFE).- El nuevo titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, tiene una trayectoria política intensa y polémica, marcada recientemente por impulsar la reunión de Donald Trump con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

El nuevo canciller, nacido el 10 de agosto de 1968 en la Ciudad de México, empezó su carrera política en 1987 cuando se incorporó a las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como parte del Frente Juvenil Revolucionario.

Luis Videgaray, licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en Finanzas Públicas por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, fue el coordinador de la campaña del actual gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila (PRI), en 2011.

Acto seguido, Peña Nieto designó a Videgaray como coordinador de su campaña para los comicios presidenciales de 2012, por lo que se le relacionó con el "caso Monex" en el que supuestamente se usó a esa institución bancaria para comprar votos, acusación desestimada por la autoridad electoral.

Con todo, Videgaray, que fue diputado federal y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, lideró la campaña hasta las elecciones del 3 de julio de 2012, que dieron el triunfo a Peña Nieto.

Pasadas las elecciones fue nombrado coordinador general para la transición gubernamental y, ya con Peña Nieto como presidente, fue titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), desde donde impulsó la reforma hacendaria (fiscal).

El periodista y analista Salvador García, del periódico El Universal, subrayó en una entrevista telefónica con Efe que el ahora canciller "dejó la hacienda pública con niveles históricos de endeudamiento" y la reforma fiscal "no reformó el problema de los ingresos de México".

En una semana marcada por la protesta social respecto a la subida del precio de las gasolinas por parte del Gobierno, García recordó que fue Videgaray quien impulsó la liberalización de precios de la gasolina y el aumento de los impuestos por el combustible.

Una de las acciones más polémicas del secretario fue impulsar la reunión de septiembre pasado entre Peña Nieto y el entonces candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, quien durante su campaña amenazó construir un muro entre la frontera con México y expulsar a todos los inmigrantes indocumentados.

Dicho encuentro, que tuvo lugar en la residencia presidencial de Los Pinos de la capital mexicana, generó tal indignación social que Videgaray tuvo que dejar su cargo a la semana, quedándose en la sombra del ajedrez presidencial después de haber sido considerado como posible futuro candidato presidencia del PRI en 2018.

Salvador García ve "muy complicado" que el canciller consiga la Presidencia teniendo en cuenta las reacciones adversas a su "resurrección política" y subrayó que es un candidato cercando al presidente pero que "no cuenta con el voto popular".

García e Ivonne Acuña, catedrática del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, coincidieron en declaraciones a Efe que la designación de Videgaray se suma a la dinámica de Peña Nieto de nombrar funcionarios por lealtad en vez de capacidad, lo que para ellos muestra "inseguridad", "dificultad para salir de la zona de confort" y "un liderazgo sumamente debilitado".

Pese a todo, Videgaray fue nombrado hoy secretario de Relaciones Exteriores, aunque reconoce que no sabe "nada de diplomacia", ya que tanto su formación como su experiencia política están relacionadas con la economía y no con las relaciones internacionales.



JMRS