Nacional - Población

La patronal y la Iglesia piden a Peña Nieto frenar el descontento social ante el aumento de la gasolina

2017-01-05

"Pedimos muestras de sensibilidad política y diálogo con la sociedad para no sugerir...

Jacobo García, El País

El presidente Enrique Peña Nieto se reúne hoy jueves con su gabinete para analizar las consecuencias de la subida de precios de la gasolina que ha desatado una ola de protestas a lo largo de todo el país.

Sin embargo, los mensajes de Whastapp convocando a nuevas manifestaciones corrían más rápido que las declaraciones oficiales y los llamados a la calma.

Las palabras del mandatario el miércoles en televisión reafirmando su decisión de subir la gasolina entre un 15 % y un 20%, no sólo no templaron la calle, sino que sirvieron de acicate para que grupos de incontrolados que recorrían los municipios que rodean la capital arrasaran con todo lo que tenían delante.

Por quinto día consecutivo las redes sociales se convirtieron en el ágora para la convocatoria de las protestas que se extienden desde Tamaulipas, en la esquina norte del país, a Chiapas, frontera con Guatemala.

    Pedimos muestras de sensibilidad política y diálogo con la sociedad"" exigió la patronal

Segun cifras oficiales hasta el jueves hubo algun tipo protestas, bloqueos o saqueos contra el 'gasolinazo' en 27 de los 32 Estados del país con un saldo de más de 500 detenidos y 250 comercios ‘vandalizados’, según la Asociación Nacional de Tiendas de Servicio y Departamentales.

Por estos actos, así como por ataques a vías de comunicación y agresiones, fueron detenidas 93 personas en Guanajuato, Sinaloa, Veracruz y Michoacán. En Hidalgo hubo rapiña en una veintena de comercios y las autoridades estatales confirmaron el robo de cinco tráileres de cemento y un camión de gasolina

Sin embargo, donde los disturbios fueron más graves fue en el Estado de México (Edomex) donde hubo al menos 430 detenidos por actos vandálicos en 13 municipios mientras que en el Centro Histórico de la capital, con casi un centenar de detenidos, más de 20,000 comercios cerraron antes de tiempo ante los rumores de nuevos saqueos.

Uno de los municipios más poblados de la zona que rodea la capital, el populoso Ecatepec, la policía tuvo que intervenir a tiro limpio en una tienda de electrodomésticos Elektra para impedir que los saqueadores siguieran llevándose colchones y televisiones con la excusa del alza en la gasolina. Precisamente entre los detenidos en Ecatepec hay cuatro policías a quienes las cámaras de seguridad grabaron metiendo objetos en el coche patrulla.

“Son actos vandálicos que nada tienen que ver con el derecho a la libre expresión (…) Hacemos un firme llamado a evitar actos de vandalismo y de violencia que a nadie benefician y lastiman la sociedad” pidió ayer, al filo de la medianoche, René Juárez, René Juárez, subsecretario de la Secretaría de Gobernación.

Las noticias falsas, los rumores y el miedo hicieron el resto para desviar la atención sobre el detonante de las protestas. A la ira colectiva ante la subida de la gasolina se suma el aumento en la electricidad, el desabasto de combustible en la zona centro del país, el aumento de la inflación y la depreciación diaria del peso.

“Nos han chingado sin aviso y a traición, aprovechando la Navidad” explicó Benito Valbuena, un albañil de 32 años y habitante de Estado de México. “Los camiones han subido el precio casi al doble desde el lunes y en otros casos directamente están dejando de dar servicio” protestaba después de emplear tres horas para llegar desde Ecatepec al centro de la Ciudad de México.

Sin embargo, a medida que pasaban las horas y se disipaba la molicie navideña surgían voces en contra de una medida cuyo coste ha asumido íntegramente Peña Nieto y su Secretario de Hacienda, José Antonio Meade. Todos los partidos de oposición, la patronal, su propio partido, el PRI (Revolucionario Institucional) y hasta la Iglesia han cuestionado la medida y han pedido al Gobierno reconsiderar el aumento de entre el 15% y el 20% del precio del combustible, casi el doble del aumento del salario mínimo este año.

"Pedimos muestras de sensibilidad política y diálogo con la sociedad para no sugerir resignación, sino proponer medidas concretas para atender el descontento social" dijo la Confederación patronal (Coparmex) en un comunicado.

Mientras tanto el Gobierno insistió en que no haber tomado esta decisión habría puesto en riesgo la estabilidad del país.

Hasta este lunes el gobierno establecía un rango de precios mínimos y máximos en el precio de la gasolina, independientemente de lo que sucediera con el valor de estos productos fuera del país. La diferencia entre el precio nacional e internacional de la gasolina el Estado cubría la diferencia, que según algunos analistas supone cinco veces el presupuesto anual de la UNAM, la mayor universidad de América Latina.



JMRS