Nacional - Economía

Gobierno baja un 10 % la partida para sueldos de altos funcionarios

2017-01-06

El presidente aseguró que "el Gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos de este...

México, (EFE).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció hoy en un mensaje de año nuevo que en el primer trimestre de 2017 se reducirá en un 10 % la partida destinada a "sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior" de la Administración federal.

Durante el mensaje, transmitido por televisión, Peña Nieto aseguró que entiende y comprende el enojo por el alza de precios de las gasolinas en México, medida que entró en vigor el 1 de enero y que ha provocado un fuerte rechazo social, con protestas en varios puntos del país.

Para defender el ajuste del precio de la gasolina, explicó que la medida "no se debe a la reforma energética" impulsada durante su gestión presidencial (2012-2018) "ni tampoco a un aumento de los impuestos", sino a que "en el último año, en todo el mundo, el precio del petróleo aumentó cerca del 60 %".

"Esto a su vez ha aumentado el precio internacional de la gasolina, lo que nos afecta directamente ya que desde hace años México importa más de la mitad de los combustibles que consumimos. En pocas palabras, se trata de un aumento que viene del exterior", dijo.

El presidente aseguró que "el Gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos de este incremento", y añadió que "tratar de mantener el precio artificial de las gasolinas nos hubiera obligado a recortar programas sociales, a subir impuestos o a incrementar la deuda del país, poniendo en riesgo la estabilidad de toda la economía".

"Mantener un precio artificial de la gasolina en 2017 como el que teníamos en diciembre habría significado un gasto adicional de más de 200,000 millones de pesos (9.328 millones de dólares)", argumentó Peña Nieto.

El mandatario especificó que este monto equivale a paralizar por cuatro meses todos los servicios del seguro social, interrumpir dos años completos los apoyos que entrega el programa Prospera y tres años del seguro popular, "que cuida la salud de más de 50 millones de mexicanos".

"Aquí les pregunto: ¿qué hubieran hecho ustedes?", planteó.

Peña Nieto refirió que gobiernos previos decidieron mantener artificialmente bajo el precio de la gasolina "para evitar costos políticos", y aclaró que "lo podían hacer porque el país producía más petróleo, más caro que nunca en la historia, y el gobierno tenía ingresos excedentes".

"Tan solo en el sexenio anterior se perdieron casi un billón de pesos (46.642 millones de dólares) subsidiando la gasolina. Fue dinero que se quemó regalando gasolina en vez de invertir en sistemas de transporte público, escuelas, universidades y hospitales", aseveró el gobernante mexicano.

Apuntó que, en el caso de su administración, "lo primero que hicimos antes de tomar esta medida fue recortar el gasto del propio Gobierno de la República en casi 190,000 millones de pesos (8.862 millones de dólares)".

"Incluso, a la fecha, hemos tenido que eliminar alrededor de 20,000 plazas laborales, lo que representa una reducción en sueldos y prestaciones de más de 7,700 millones de pesos (359,1 millones de dólares", abundó.

Además, anunció, "a partir del primer trimestre de este año, se reducirá en 10 % la partida de sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior de dependencias federales".

Peña Nieto dijo saber que, a pesar de esta explicación, "el hecho de que las gasolinas se ajusten a su precio internacional es un cambio difícil, pero como presidente mi responsabilidad es justamente tomar decisiones difíciles en el presente, para evitar afectaciones mayores en el futuro".

Reiteró que para proteger a la población y evitar que el aumento del precio de las gasolinas sea pretexto para incrementos injustificados en otros productos y servicios, ha dado indicaciones a las dependencias del Gobierno para que mantengan una permanente vigilancia a fin de evitar abusos. 



yoselin