Nacional - Población

La tortilla, sustento del mexicano, posible damnificada por "gasolinazo"

2017-01-06

Si el aumento se materializa, el precio de la tortilla, quizás el alimento más popular de la mesa...

México (EFE).- El precio de la tortilla de maíz, uno de los principales alimentos de los mexicanos, de elevado consumo en las capas más pobres, podría aumentar hasta en un 20 por ciento como consecuencia del alza de los precios de la gasolina en el país, de acuerdo con los especialistas.

"Las tortillas de maíz deberían incrementar su precio a 14,40 pesos por kilo (unos 70 centavos de dólar), unos 2 pesos más del precio promedio a nivel nacional, debido a la subida del precio en los combustibles", dijo hoy Gerardo Noriega, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo.

El Gobierno mexicano decretó en coincidencia con el inicio del año un incremento del precio de la gasolina de hasta un 20 por ciento, que incidirá en otros aspectos de la vida diaria de la gente, como el transporte y la canasta básica.

"Con un kilo de maíz podemos producir 1,600 gramos de masa y, con ella, kilo y medio de tortilla. Este alimento puede ubicarse un 20 por ciento más en su precio y alcanzar los 14,40 pesos por kilo", señaló el experto en un comunicado.

Si el aumento se materializa, el precio de la tortilla, quizás el alimento más popular de la mesa mexicana con el que se pueden hacer numerosas combinaciones, se habrá duplicado en los últimos 10 años, luego de haber subido en un 40 por ciento en el sexenio del presidente Felipe Calderón (2006-2012).

Cuando Calderón decidió subirlo en 2007, por la presión del alza de los precios internacionales del país, se produjeron protestas en el campo y las ciudades mexicanas que obligaron al mandatario a anunciar medidas paliativas a esa situación.

Noriega explicó que el eventual aumento por el alza de los combustibles será lógico porque de lo contrario la producción del maíz, materia prima de la tortilla, dejaría de ser rentable.

"Se han cuantificado, en promedio, 290 litros de consumo de diésel por hectárea de maíz cultivada, y 55,8 litros de gasolina que se ocupan en los fletes y visitas a la parcela; esas cifras pueden incrementarse en la medida que la parcelas se encuentran dispersas o retiradas de las bodegas donde se resguarda el equipo, los insumos y la maquinaria", argumentó el especialista.

El incremento de los precios de las gasolinas ha provocado protestas desde hace cinco días que han incluido bloqueos de carreteras y de accesos a gasolineras y estaciones de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), además de saqueos en mercados y tiendas, con un saldo de casi 600 detenidos y un muerto. 

Por su parte, la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, dijo que los actos vandálicos y saqueos en la capital se saldaron hasta el momento con 76 personas detenidas, siete de ellas menores.

"Hoy amanece en calma" pero "sigue habiendo llamados para manifestaciones públicas en contra del aumento de la gasolina", ahondó, en alusión al uso que se ha hecho de las redes sociales para convocar a acciones delictivas coordinadas, lo que ha generado también una fuerte psicosis entre los mexicanos.

En los sucesos del miércoles falleció un policía y otros cinco resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, según informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México.

Los actos vandálicos y saqueos han afectado a al menos 250 establecimientos, según la asociación Tiendas de Autoservicio y Departamentales de México (Antad).

La Cámara de Comercio Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco) explicó que 20,000 comercios de la capital cerraron y estimó en 52 millones de pesos (2,4 millones de dólares) las pérdidas económicas por ventas no realizadas, en una época del año especialmente rentable por la cercanía del Día de Reyes.

Pese a ello y ante la aparente mejora de la situación, el Grupo Gasolinero G500 abrió este jueves la totalidad de sus 1,800 estaciones de servicio tras cerrar el martes pasado al menos un centenar.

En el puerto de Veracruz, 96 personas fueron aprehendidas el miércoles y acusadas de terrorismo y motín, lo que derivó hoy en nuevas protestas de los familiares de los detenidos frente al centro de reclusión al que fueron llevados.

En coincidencia con el inicio de la fase más crítica hasta ahora de las protestas, el presidente del país, Enrique Peña Nieto, anunció que aplicaría mano dura para evitar "abusos" y "tropelías", aunque la ausencia de las fuerzas del orden o su inacción explica para muchos que haya habido tantos saqueos.

Así lo pudo constatar Efe durante un recorrido por el centro comercial Plaza Jardines, del populoso municipio de Tultitlán, situado en el Estado de México.

Los cristales rotos de los aparadores y las cortinas metálicas que sellan los locales levantadas, pero sobre todo las tiendas sin mercancías, eran la viva demostración de que durante casi 24 horas las fuerzas del orden habían hecho la vista gorda antes esos actos delictivos.

Supermercados, tiendas de electrodomésticos, de electrónica, de motocicletas y hasta de colchones, así como locales de comida rápida lucían desolados, dando al lugar una imagen muy similar a la de las ficciones postapocalípticas del cine y la televisión.

Mientras remiten los bloqueos, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, anunció a través de su cuenta en Twitter que ese ministerio "revocara los permisos a transportistas que participen en bloqueos de carreteras federales".

El pasado 1 de enero los precios de las gasolinas en México subieron entre un 14 % y un 20 %, una decisión gubernamental que antecedió a una liberalización de precios en el sector. 



yoselin