Turismo

Abogado boliviano dice que piloto de Lamia hizo vuelo "kamikaze" en accidente

2017-01-06

"Cualquier persona con un mínimo de raciocinio, el mínimo de responsabilidad, el mínimo de ética aeronáutica sabe que tiene que volar con una autonomía de al menos 45 minutos de combustible extra".

 

La Paz, 6 ene (EFE).- El abogado boliviano Guido Colque, defensor de la exfuncionaria aeronáutica Celia Castedo, afirmó hoy que el piloto de la aerolínea Lamia, Miguel Quiroga, hizo "un vuelo kamikaze" cuando se accidentó en Colombia causando la muerte de 71 pasajeros, entre ellos los jugadores del club brasileño Chapecoence.

Colque dijo a Efe que le parecía increíble que un piloto como Quiroga, que fue formado en la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), haya intentado llegar a Medellín sin el combustible necesario.

"Fue una actitud criminal", sostuvo el abogado, que anunció que se investiga cuántos vuelos en esas condiciones fueron realizados.

"Cualquier persona con un mínimo de raciocinio, el mínimo de responsabilidad, el mínimo de ética aeronáutica sabe que tiene que volar con una autonomía de al menos 45 minutos de combustible extra", agregó.

Según el informe preliminar de la Aeronáutica Civil colombiana acerca del siniestro, el agotamiento de combustible fue la causa del accidente del avión de la empresa Lamia el 28 de noviembre, cerca de la ciudad de Medellín, donde murieron 71 de los 78 pasajeros.

Dijo que la culpa del accidente debe recaer en el piloto y en las autoridades de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de Bolivia por haber permitido las operaciones de la aeronave de Lamia, en medio de supuestas irregularidades.

"Esta aerolínea ha estado realizando bastantes vuelos irregulares bajo complicidad de la DGAC, que es la única entidad que tiene el deber de autorizar, controlar y verificar que se cumplan todos los procedimientos", apuntó el defensor.

Al mismo tiempo, quiso quitar responsabilidad a su clienta, Castedo, exfuncionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Aeronavegación (Aasana), quien está acusada de supuestos delitos de incumplimiento de funciones, uso indebido de influencias, desastres en medio de transporte, homicidio, homicidio culposo, lesiones gravísimas y lesiones culposas.

A juicio del abogado, Aasana no sería quien autoriza los vuelos, sino la DGAC como se estableció en un documento publicado estos días en los medios en el que se constató que esa entidad emitió un permiso de operaciones para la aeronave de Lamia tres días antes del despegue del 28 de noviembre, que terminó en el accidente.

No obstante, la Fiscalía boliviana ha emprendido acciones para solicitar la extradición de Castedo desde Brasil, donde se encuentra temporalmente refugiada, para que declare en Bolivia sobre las denuncias en su contra.



JMRS

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...