Testimonios

La conversión de Jacques Maritain

2017-01-10

La conversión de los Maritain al catolicismo se debe fundamentalmente al encuentro con León Bloy....

Por: José Gómez Cerda

La historia de su conversión es importante para entender sus aportaciones en el ámbito del humanismo político y económico.

Jacques Maritain (1882-1973) fue un filosofo católico francés, principal exponente del Humanismo Cristiano. La historia de su conversión es importante para entender sus aportaciones en el ámbito del humanismo político y económico.

Jacques Maritain y su esposa Raissa se convirtieron al catolicismo siendo mayores de edad, casados, después de realizar grandes estudios en Francia.

Maritain tuvo su primera formación en el protestantismo liberal. En su necesidad de buscar la verdad se lanzó a las ciencias experimentales donde logró sólidos conocimientos, lo que le permitió esclarecer juicios sobre el contenido de las ciencias modernas.

La persona de mayor influencia en los Maritain fue indudablemente LEON BLOY.

Bloy era un escritor rebelde, que enfrentaba la situación que imperaba en Francia. Estaba frente a la sociedad burguesa, él aportaba el testimonio de un catolicismo militante, no compartía con los grupos    « pensantes », era independiente, auténtico, libre de todo compromiso, con disposición de implantar un nuevo estilo en la literatura cristiana.

La conversión de los Maritain al catolicismo se debe fundamentalmente al encuentro con León Bloy. Ellos leyeron su libro « LA MUJER POBRE », y quedaron profundamente impactados por esa novela, que es el fondo de una autobiografía.

« Procuramos y leímos inmediatamente ésta extraña novela, que no se parecía a ninguna otra novela. Por primera vez nos encontramos ante la realidad del Cristianismo. »

León Bloy se encontraba materialmente en la miseria. Dos de sus hijos habían muertos de hambre...

Ellos le escribieron el día 5 de junio de 1905, le enviaron algún dinero, así tuvieron el primer contacto. Los Maritain decidieron buscar en él, y no en un filósofo o catedrático, quién los llevaría por el camino de la verdad eterna del Cristianismo.

La joven pareja buscaba algo que no habían encontrado en sus estudios, les faltaba la parte espiritual que sostuviera sus vidas. Ellos, siendo estudiosos, escudriñaban, buscaban el motivo de sus vidas.

« A qué conduce éste poder sobre el universo físico, sí la razón misma de la vida, sí todo el Universo tiene que quedar en un enigma indescifrable. » (RAISSA).

Jacques y Raissa habían andado por la filosofía cientísta y conocieron las diversas expresiones modernas que se enseñaban en la Sorbona, encontraron una certeza integral... pero ellos buscaban más.

Tan grande fue la influencia de León Bloy sobre los Maritain que ellos siempre vivieron confiados en que la aparición de Bloy en sus vidas definió su vocación al servicio de la humanidad, su dedicación al estudio, la investigación y al conocimiento profundo del Cristianismo.

En una de las primeras cartas que Raissa envió a León Bloy, cuando buscaban encontrar a Dios, le decía que estaba desesperada, Bloy le respondió:

« ¡Por qué continuar buscando amiga mía, si yo lo ha encontrado! Como podría usted amar lo que escribo si no pensara y sintiera como yo. »

La conversión de Jacques y Raissa Maritain al catolicismo fue definida por el encuentro con León Bloy, ese impacto en sus vidas lo explicó Maritain de ésta manera:

« Para mí la vida se divide en dos partes: La que precede y la que sigue al encuentro con León Bloy. »

Este contacto con lo espiritual y lo real por medio de León Bloy, condujo a ésta pareja a una auténtica conversión.

El humanismo de Bloy les demostró que en la vida terrenal nuestros deseos no están sólo en la libertad divina, sino en la misma condición humana, dentro de nuestras posibilidades en la existencia terrenal.

Jacques Maritain explica el proceso de su conversión así: « Fui instruido, durante mi infancia, en el protestantismo liberal, luego conocí los diversos aspectos del pensamiento laico. La filosofía cientísta y fenomenista de mis maestros de La Sorbona había concluido con hacerme desesperar de la razón.

Por un momento había creído que podría encontrar la certeza integral de las ciencias...Bergson fue el primero que respondió a nuestro deseo profundo de la verdad metafísica; él liberó en nosotros el sentido de lo absoluto.

Antes de ser tomado por Santo Tomás de Aquino, las grandes influencias que tuvimos fueron de Charles Péguy, Henri Bergson y León Bloy; fue un año después de haber conocido a Bloy y habiéndolo escogido como Padrino, cuando recibimos el bautismo católico. Después de la conversión al catolicismo fue cuando conocimos a Santo Tomás de Aquino. »



JMRS