Disparates y Desfiguros

"Vengo a aprender": ¿Es válida la frase de Videgaray en una entrevista de trabajo?

2017-01-11

El 24% no contrata por falta de experiencia. El 20% porque no cubre las expectativas salariales del interesado, el 19% porque no hay candidatos que cubran las necesidades de la empresa, el 14% porque las personas no cuentan con las habilidades técnicas y

El País

El 4 de enero, Enrique Peña Nieto anunció que el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, regresaría a su equipo de trabajo, pero ahora como Secretario de Relaciones Exteriores. Durante su toma de protesta, el funcionario dijo: “Yo no conozco la Secretaría de Relaciones Exteriores. No soy diplomático. Se los digo de corazón y con humildad: Vengo a aprender de ustedes”. La declaración generó polémica en medios de comunicación y, claro, en redes sociales, donde se publicaron diversas bromas al respecto.

¿Es válida esta frase introductoria en una entrevista de trabajo?, ¿Qué tan importante es tener experiencia laboral a la hora de buscar empleo? Brenda Manjarréz, consultora de recursos humanos, explica que en cualquier empresa de la industria privada ese tipo de aseveraciones nunca terminarían en contratación, al menos en lo que se refiere a puestos de alto rango. “Solo se le podría contratar como un practicante y obviamente recibiría el salario de uno”, señala a Verne en entrevista telefónica. “A una persona que no tiene experiencia no la vas a poner al frente de un departamento. Son apuestas que no se hacen”.

De acuerdo con la Encuesta de Escasez de talento 2016-2017 de la empresa de reclutamiento Manpower Group, la falta de experiencia es la principal razón por la que es complicado para los empleadores cubrir posiciones en México. El 24% no contrata por falta de experiencia. El 20% porque no cubre las expectativas salariales del interesado, el 19% porque no hay candidatos que cubran las necesidades de la empresa, el 14% porque las personas no cuentan con las habilidades técnicas y el 8% porque no tienen las habilidades profesionales.

Isaac Cortés, gerente de Trade Marketing y Relaciones Públicas en Manpower, asegura vía telefónica que siempre que alguien se integra a un equipo hay una curva de aprendizaje. Sin embargo, esta puede alargarse si no se cuenta con experiencia. “Esto depende del puesto y de qué tan especializado sea”, dice. “El nivel de mando que la persona ocupe dentro de la organización también es relevante. Si no hay experiencia, esa curva de aprendizaje puede durar desde seis meses hasta un año y esto es algo que la empresa debe tomar en cuenta a la hora de contratar”.

Para Alejandra Vera, gerente de Relaciones Públicas de la empresa de reclutamiento OCC Mundial, tener experiencia laboral no es fundamental para obtener un empleo, siempre y cuando solicites las vacantes adecuadas. “Si deseas aspirar a un puesto para recién egresado o como analista, por ejemplo, no es necesaria la experiencia laboral”, apunta a través de un correo electrónico. “Esta puede ser sustituida por experiencia durante la realización de la carrera, haber ganado algún concurso, o incluso, haber obtenido logros importantes en la realización de un proyecto universitario”. Algunos de los puestos que no requieren de experiencia previa, de acuerdo con Vera, son: Administración, Ingenierías, Derecho, Contabilidad y Psicología.

The Permission Paradox (La paradoja del permiso) es un término acuñado en Estados Unidos que establece uno de los principales dilemas en el mundo laboral: “No puedes obtener un trabajo sin experiencia, pero no puedes ganar experiencia sin un trabajo”. De acuerdo con el libro Los 5 patrones de carreras extraordinarias de Richard Smith y James Citrin, muchas personas confían en sus habilidades cuando se les da la oportunidad de desarrollarlas. Sin embargo, la parte difícil es obtener el permiso para demostrar que las tienes y esto te permita ganar experiencia. Citrin propone cinco estrategias para superar este fenómeno al que todos nos enfrentamos durante nuestras carreras profesionales:

1. Crear especialidad. Obtener credenciales relevantes como una especialidad, maestría o entrenamientos especializados es una de las formas lógicas para obtener oportunidades con las que puedes demostrar tus habilidades.

2. Ser creativo. Si no cuentas con un título o muchas credenciales debes ser creativo. “Sé voluntario en una startup y ensúciate las manos”, comenta Citrin. Realiza todo tipo de actividades que te ayuden a encontrar lo que te gusta y a desarrollar tus habilidades al mismo tiempo.

3. Estar dispuesto a empezar desde abajo. Si te acabas de graduar de la universidad puede ser que te sientas sobre calificado para algunos de los trabajos que te ofrecen, pero tienes que empezar en algún lado. No importa cuál sea el puesto, date la oportunidad de aprender. Todo aprendizaje es útil ya sea para crecer al interior de esa empresa o en otra.

4. Permutar. Puede que no tengas trabajo, pero tienes algo más valioso: Tiempo. Puedes hacer propuestas o proyectos que en otras empresas no tienen el tiempo de hacer. Investiga, crea y usa bien tu tiempo.

5. Reimaginar tu experiencia. Puede que creas que no tienes la habilidades para determinado puesto, sin embargo, debes entender que la experiencia no solo se gana en empresas, también aprendes cuando viajas, haces trabajos o participas en voluntariados. Aprende a describir lo que cada una de estas experiencias te ha dado. Podrías sorprenderte.



yoselin