Cultura

México recuerda los orígenes de su escudo y su bandera en una exposición

2017-03-10

Cuando el emperador español Carlos V (1500-1558) emitió el primer escudo oficial para la Ciudad...

 

México, 9 mar (EFE).- El Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México acoge la exposición "Escudo Nacional. Flora, fauna y biodiversidad", que reúne casi 400 objetos con el objetivo de "conmemorar 100 años" del escudo mexicano, dijo a Efe la comisaria de la exposición, Cora Falero.

Recordó que Venustiano Carranza, líder revolucionario, concibió desde su gestión como gobernador de Coahuila, su estado natal, "un nuevo escudo nacional que fuera utilizado por todas las oficinas del territorio.

Cuando el emperador español Carlos V (1500-1558) emitió el primer escudo oficial para la Ciudad de México, incluso las autoridades españolas lo criticaron "porque decían que debían aparecer elementos con los que se identificara la población indígena", relató la historiadora.

Una de las secciones de la exposición, llamada "la guerra de los símbolos", tiene que ver con esta guerra de imágenes de la conquista española y de la caída de la gran Tenochtitlan en 1521.

El primer escudo de armas de la Ciudad de México recuperaba dos aspectos de la iconografía nacional: el fondo azul en honor al lago de Texcoco (en el que se había erigido la antigua ciudad y en el que se levantaría la capital de la Nueva España) y el nopal.

Carranza (1859-1920) encargó en 1916 al pintor Jose Enciso, quien coleccionaba sellos prehispánicos de Guadalajara y era el jefe de Monumentos, que la nueva bandera tuviera un águila indígena para que estuvieran representadas las raíces indígenas.

"Hasta ese momento, cada despacho de gobierno y estado tenía casi 50 escudos, aunque solamente uno fuera el oficial mediante decreto", precisó Falero en un recorrido con los medios.

El modelo diseñado por Enciso, cuya águila estaba de perfil, entró en vigor en 1917, sirvió de referente para el escudo actual".

"No solo para representar a la América y a la Nueva España, sino porque estaba dirigido a los indígenas con fines evangelizadores. Conviven dos conceptos, uno de apropiación y trascendencia y permanencia, y otro de una imposición de un nuevo orden político y religioso", explicó la curadora.

Incluso bajo el dominio español, que empieza a involucrarse en la cultura y el arte con fines evangelizadores y católicos, siempre se retoman elementos indígenas, entre ellos al águila posada en el nopal y la serpiente de cascabel, ambos presentes en la bandera mexicana actual.

En ese sentido, la muestra cuenta con varias esculturas de la serpiente de cascabel y del águila mexicana, así como monedas, armas, banderas, obras de arte y hasta partituras del himno nacional, piezas clave para entender la historia de México.

Una de las ocho salas de la exposición muestra varios objetos del siglo XIX cotidianos (teteras, platos, tazas) con la bandera de México, piezas "muy valiosas" porque la bandera, el escudo y el himno "no se pueden utilizar en objetos cotidianos, sino únicamente en soportes de tipo oficial" desde 1968.

Frente a la tensión en la relación con EU desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, la bandera y escudos mexicanos se han convertido en un icono "muy importante", apuntó la historiadora, pues refuerza el "orgullo" y la lealtad " a las raíces indígenas de los mexicanos.

La exposición, preparada durante 4 años, reúne un total 390 objetos proporcionados por el INAH y el Instituto Nacional de Bellas Artes. 



yoselin