Automotriz

Trump visitará Detroit para tratar creación de empleo en sector del automóvil

2017-03-14

El sector espera que Trump aproveche su visita a Detroit, el corazón de la industria del automóvil...

 

Washington, 14 mar (EFE).- El presidente de EU, Donald Trump, viaja este miércoles a Detroit para reunirse con altos ejecutivos del sector automotor, con quienes discutirá la generación de empleo y las normativas federales sobre consumo de combustible.

El sector espera que Trump aproveche su visita a Detroit, el corazón de la industria del automóvil estadounidense, para anunciar su intención de suavizar las exigencias impuestas a los fabricantes para que reduzcan el consumo de combustible de sus vehículos.

Los principales fabricantes de automóviles han señalado que las actuales exigencias impuestas por el Gobierno de Barack Obama (2009-2017) suponen elevadas inversiones que son difíciles de afrontar.

Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, General Motors (GM), Ford y el grupo Fiat Chrysler, los tres principales fabricantes estadounidenses, han estado presionando a Washington para que relaje sus exigencias de consumo.

Además, Mary Barra, la consejera delegada de GM, forma parte del Foro de Estrategia y Política de Trump, un grupo de 19 líderes económicos estadounidense que asesora al presidente en temas económicos.

El mensaje de los fabricantes contra los estándares de consumo es paralelo al de Trump sobre regulaciones federales que, según el presidente estadounidense, dificultan que las empresas inviertan en el país y generen empleo.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, indicó hoy que Trump defenderá "la necesidad de eliminar onerosas regulaciones que de forma innecesaria dificultan un crecimiento sustancial del empleo".

Spicer añadió hoy que la visita de Trump a Detroit, donde también se reunirá con trabajadores del sector automotriz, "es una gran oportunidad para que el presidente muestre los que ya ha hecho para su ambiciosa agenda de comprar estadounidense y contratar estadounidenses".

Los fabricantes de automóviles también cuentan como aliado con el nuevo responsable de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), Scott Pruitt.

Hasta ahora, la EPA ha sido uno de los organismos federales más exigentes con los fabricantes de automóviles, pero Pruitt, quien ha expresado su escepticismo de que el cambio climático es consecuencia de las emisiones de CO2, ya ha señalado que quiere modificar los estándares de consumo. 



arturo