Nacional - Finanzas

A partir de 2030 el retiro laboral masivo representará retos para el financiamiento

2017-03-16

Durante una reunión con la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, el funcionario...

Roberto Garduño y Enrique Méndez, La Jornada

Las pensiones que reciban las dos generaciones de trabajadores que cotizan en el sistema de pensiones previo a 1997 y quienes aportan al de cuentas individuales serán desiguales y, a partir de 2030, el retiro laboral masivo representará "retos para el financiamiento", dijo ayer el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez Fuentes.

Durante una reunión con la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, el funcionario insistió en que en el anterior régimen un trabajador con aportaciones de 6 por ciento de su salario podrá obtener una pensión de al menos 70 por ciento de éste.

En cambio, "para la generación Afore, de aportaciones relativamente pequeñas, y si no se ahorra de 12 a 15 por ciento del salario, difícilmente tendrá una tasa de remplazo de 70 por ciento de su salario", afirmó.

Ramírez Fuentes expuso a los legisladores que el gasto en pensiones crece de manera acelerada en términos del Presupuesto de Egresos de la Federación, debido a las "reglas extremadamente generosas" pactadas hasta 1997, y es de esperar que esa presión continúe creciendo.

"Un trabajador con ingresos del tope de 25 salarios mínimos tendrá una pensión de 70 u 80 por ciento de su salario, alrededor de 40 mil pesos. Una pensión cuesta 13.5 millones de pesos, de los cuales 12 millones son subsidios y 1.3 millones de aportaciones de la vida laboral", indicó.

Refirió que los 2.8 billones ahorrados en las Afores están depositados e invertidos en alternativas de inversión: 53 por ciento en instrumentos de deuda gubernamental; 20 por ciento en deuda de carácter corporativo de empresas “de todos tamaños; 25 por ciento en acciones de renta variable, en acciones de la Bolsa Mexicana de Valores y "de otros 44 países", y el resto en proyectos productivos.

Informó que los ahorros de los trabajadores se usan para financiar inversiones en telecomunicaciones, infraestructura, vivienda, transporte, en Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad e incluso en corporativos privados de Periférico y Reforma. "Para donde volteemos está el ahorro de los trabajadores", afirmó.

Ejemplificó que la carretera de cuota La Marquesa-Toluca se financió con el ahorro para el retiro. "Ahí hay dinero de las Afores y una partecita va a la cuenta individual de los trabajadores", expuso.



yoselin