Internet

Agentes rusos son responsables del robo de datos de Yahoo, según autoridades de Estados Unidos

2017-03-16

En conjunto, los cuatro hombres enfrentan 47 cargos criminales que incluyen conspiración, fraude...

Vindu Goel y Eric Lichtblau, The New York Times

El miércoles unos fiscales federales formularon cargos contra cuatro hombres, entre ellos dos agentes rusos de inteligencia, por su participación en un complot de 2014 para robar información sobre 500 millones de cuentas de Yahoo, una de las filtraciones de datos personales más grandes hasta el momento.

En conjunto, los cuatro hombres enfrentan 47 cargos criminales que incluyen conspiración, fraude electrónico, espionaje económico, robo de secretos comerciales y robo agravado de identidad, según dijo el Departamento de Justicia mediante un comunicado de prensa.

Los dos agentes del Servicio Federal de Seguridad ruso —conocido como FSB— que fueron acusados son Dmitry Aleksandrovich Dokuchaev, de 33 años, quien tiene nacionalidad rusa y reside en ese país, e Igor Anatolyevich Sushchin, de 43 años, también residente ruso. Los otros acusados son Alexsey Alexseyevich Belan, de 29 años, ciudadano y residente ruso, y Karim Baratov, de 22 años, un hombre de nacionalidad kazaja residente en Canadá.

“Resulta intolerable esa conducta criminal realizada o facilitada por oficiales de una unidad del FSB que sirve como punto de contacto del FBI en Moscú en materia de crímenes cibernéticos”, declaró la fiscal Mary B. McCord.

La empresa reveló el robo de información en septiembre pasado y dijo que estaba trabajando con las autoridades policiales para atrapar a los responsables. Los hackers utilizaron la información robada, que incluía datos personales y contraseñas cifradas, para crear una herramienta que les permite acceder a 32 millones de cuentas.

Durante varios meses, Yahoo sostuvo que creía que los responsables del ataque eran hackers patrocinados por un gobierno extranjero, pero se rehusaba a dar detalles de lo ocurrido porque la investigación federal estaba en proceso.

Sin embargo, una investigación interna de la empresa reveló que algunos ejecutivos senior y personal de seguridad de información supieron de la filtración de datos poco después de que ocurrió, pero “no pudieron entender ni investigar la situación como es debido”. Hace dos semanas, el abogado principal de la empresa, Ronald S. Bell, renunció a causa del incidente y su directora ejecutiva, Marissa Mayer, perdió su bono de 2016 y su compensación de acciones de 2017.

Hubo otra filtración más grande de mil millones de cuentas en 2013, pero la empresa la reveló hace tres meses.



arturo