Derechos Humanos

China utiliza la ley antiterrorista como instrumento político

2017-03-17

HRW destacó que la lucha antiterrorista de China, principalmente en la región de Xinjiang, foco de...

 

Pekín, 17 mar (EFE).- La organización Human Rights Watch (HRW) culpó hoy al Gobierno chino de utilizar la ley antiterrorista china como un instrumento político para "perseguir" actividades pacíficas que son incómodas para el régimen.

"Ninguna información pública disponible sobre las personas que fueron sancionadas en 2016 por cargos relacionados con terrorismo indican que perpetrasen o estuvieran vinculadas a ninguna acción violenta", aseguró la directora de HRW en China, Sophie Richardson, en un comunicado.

"Mientras los procesos penales sigan siendo así de opacos (...) las penas por terrorismo en el país seguirán generando desconfianza", agregó.

HRW destacó que la lucha antiterrorista de China, principalmente en la región de Xinjiang, foco de conflictos étnicos, permite abusos por su "amplia definición del terrorismo, la falta de transparencia y las violaciones al derecho a un juicio justo".

Xinjiang, hogar de la minoría étnica uigur, de religión musulmana, es uno de los polvorines étnicos de China junto al Tíbet.

Pekín suele vincular los conflictos que se viven recurrentemente en esta región con grupos secesionistas como el Movimiento del Turkestán Oriental (ETIM), mientras grupos uigures en el exilio consideran que la violencia es fruto de la represión que afirman sufrir por parte del régimen comunista.

El Tribunal Popular Supremo de China señaló este marzo en su informe anual presentado ante la Asamblea Nacional Popular (Legislativo) que 1.419 personas fueron condenadas en 2015 por "amenazar la seguridad nacional, incitar al separatismo y participar en terrorismo", pero no desglosó de forma detallada la cifra.

"El Gobierno asegura estar combatiendo las amenazas terroristas, especialmente en la región de Xinjiang (noroeste), pero ofrece escasos detalles mientras ejerce un severo control sobre la prensa y otros actores independientes", lamentó la directora de HRW en China.

La organización denunció que el Ejecutivo chino bloquea el acceso a investigadores independientes, tanto del país como del extranjero, incluidos aquellos pertenecientes a la ONU.

HRW refirió que "tan sólo" cuatro sentencias por casos relacionados con terrorismo se hicieron públicas en 2016 según la página web China Court Net, controlada por el Supremo chino y la Administración de Datos de la Universidad de Derecho de Pekín.

Conforme a los datos publicados en la página, los cuatro convictos fueron acusados por posesión, acceso o distribución de material audiovisual relacionado con el terrorismo a través de internet, redes sociales o correo privado.

El Supremo obliga a publicar los veredictos judiciales, pero excluye todos aquellos que involucren secretos de Estado, vulneren la privacidad personal o no sean "adecuados" para ser de dominio público.

HRW aseguró que hubo una docena de casos más el pasado año con multas e incluso detenciones por ver, descargar y almacenar este tipo de contenido audiovisual, algo que "no es lo suficientemente grave como para constituir un acto criminal".

También acusó a los medios de comunicación del país de distribuir "falsa información sobre terrorismo" y de mostrar un enfoque "afín" al Gobierno.



arturo