Internacional - Política

El exlíder guerrillero Francisco Guterres será el próximo presidente de Timor

2017-03-22

El exlíder guerrillero Francisco Guterres será el próximo presidente de Timor Oriental al lograr la...

 

Bangkok, 22 mar (EFE).- El exlíder guerrillero Francisco Guterres será el próximo presidente de Timor Oriental al lograr la mayoría absoluta en las elecciones del pasado lunes, las primeras en la excolonia portuguesa tras el fin en 2012 de la misión de paz de la ONU.

Guterres, de 62 años y conocido como Lú-Olo, obtuvo el 57,08 por ciento de los votos válidos, una mayoría suficiente para hacerse con el cargo sin la necesidad de celebrar una segunda vuelta, según el resultado provisional anunciado hoy por la comisión electoral.

El candidato del histórico partido Frente Revolucionario por la Independencia de Timor Oriental (Fretilin) se impuso al actual ministro de Educación y Asuntos Sociales, Antonio da Conceiçao, del Partido Demócrata, que obtuvo un 32,47 por ciento de los votos.

"Quiero dar las gracias al pueblo de Timor Oriental, que me ha dado su confianza para ser el presidente del pueblo timorés", dijo Guterres, quien se convertiría en el cuarto jefe de Estado elegido desde que en 2002 la independencia del país fuera reconocida por la comunidad internacional.

Según los datos anunciados por el Secretariado Técnico de Administración Electoral, Guterres recabó 294.938 votos frente a los 167.760 de Conceiçao, en unas elecciones que tuvieron una participación del 71,16 por ciento.

Los otros seis candidatos sumaron 54.029 votos, el 10,46 por ciento del total, según los resultados que serán confirmados oficialmente el 2 de abril una vez resueltas apelaciones y recursos.

El candidato ganador se impuso en 9 de los 12 municipios del país -en los otros tres ganó Conciençao- y también en las tres mesas que se instalaron en Lisboa (Portugal), Sídney y Darwin (Australia) para los 1,300 electores residentes en el extranjero.

Esta era la tercera vez que Guterres se presentaba a la presidencia del país tras ser derrotado en 2007 por el premio Nobel de la Paz, José Ramos Horta, y en 2012 por el actual jefe de Estado, José María Vasconcelos.

El presidente electo admitió que en su victoria fue decisivo el apoyo del Congreso Nacional para la Reconstrucción de Timor (CNRT), el partido del carismático exlíder guerrillero, expresidente y antiguo primer ministro, Xanana Gusmao.

El Fretilin y el CNRT, surgidas del movimiento armado de resistencia a la ocupación indonesia, sellaron en 2015 un acuerdo de gobierno con la renuncia de Gusmao a liderar el Ejecutivo y su sustitución por Rui Arújo, del primer partido.

Tras conocerse los resultados provisionales, Guterres aseguró que se propone fomentar el diálogo con todas las instituciones y sectores de la sociedad para promover el desarrollo del país.

Dirigentes del Partido Demócrata, que también forma parte del gobierno de unidad, reconocieron la derrota de Conciençao y felicitaron al ganador.

"Felicidades al doctor Francisco Guterres Lú-Olo por el éxito en las elecciones presidenciales en las que fue elegido presidente de la República 2017-2022", dijo el viceministro de Comercio e Industria, Constancio Pinto, en su página de Facebook.

"Felicidades al pueblo de Timor oriental por haber participado en paz en la fiesta de la democracia. ¡Viva la democracia!", añadió.

El nuevo presidente tomará posesión el 20 de mayo, fecha en la que expira el mandato de Vasconcelos, otro exlíder guerrillero conocido como Taur Matan Ruak.

Elegido un nuevo presidente, cargo con pocos poderes ejecutivos pero con poder de veto de iniciativas legislativas, se celebrarán en julio elecciones para decidir la formación del próximo Parlamento y Gobierno timorense.

Estas elecciones presidenciales fueron las primeras tras la retirada hace cinco años del contingente de la ONU que se desplegó en 2006 tras una crisis que puso al país al borde de la guerra civil.

Con 1,2 millones habitantes, Timor Oriental proclamó la independencia en 1975 tras el fin de la colonización portuguesa pero fue invadido casi de inmediato por el Ejército indonesio, que ocupó el país hasta 1999, cuando pasó a ser administrado durante tres años por la ONU antes ser reconocido como estado soberano.



yoselin